martes, 16 de mayo de 2017

The 7th Saga (Super Nintendo)

Si hay algo que llama poderosamente la atención a primera vista cuando cogemos la caja de The 7th Saga en nuestras manos, si algo nos queda claro desde el primer momento, no es un veredicto de sus gráficos (por las pantallas impresas en ella), ni las primeras especulaciones de su historia por lo que se nos resume. Hay algo de lo que no deja lugar a dudas, y eso es que Enix, compañía más que conocida por sus incomparables RPG (una de las grandes, posteriormente fusionada con Squaresoft), supo vender el juego a los usuarios de una forma casi irresistible. “Este RPG puede causar excitación, shock, confusión… ¡y un completo disfrute!”, rezan los primeros textos de la caja. La cosa continúa por igual camino en la parte posterior y en el manual, por lo que, en teoría, es difícil resistirse a un juego con tantas y tan buenas cualidades. El problema es que, al igual que ellos, muchas otras compañías intentaban vender los juegos por la portada y por sus descripciones con descabelladas afirmaciones sobre sus proezas. Desgraciadamente, en algunos casos esto no tenía absolutamente nada que ver con la calidad del juego que albergaban en su interior y este que nos ocupa es el perfecto ejemplo.

viernes, 7 de abril de 2017

Evolution 2: Far Off Promise (Dreamcast)

Siguiendo claramente la estela de su antecesor, Evolution 2 salió a la venta para Dreamcast en el 2000, tan solo un año después de que la primera parte hiciera las delicias de los amantes de los Dungeon RPG que ostentaban una Dreamcast en su salón. Al igual que sucedió con el anterior, pensé que, aunque no posea grandes florituras y sea muy sencillo en casi todos sus aspectos, Evolution 2 merecía que le diese una nueva oportunidad, muchos años después de haberlo terminado, cuando la última consola de Sega ya casi estaba en un estado agónico dentro del mercado. En esta ocasión, el juego tuvo una distribución mucho más pobre, apareciendo en Japón, USA y copias muy limitadas en Europa, siendo este último terriblemente difícil de encontrar y alcanzando unos precios insultantes en webs de subastas. No es imprescindible haber jugado a la primera parte, pero es curioso saber que, pese a la limitada historia de esta, lo que tenemos entre manos hoy es su continuación directa, donde Mag, Linear, Pepper y Gre, junto a nuevos colegas de fatigas, volverá a demostrar de mazmorra en mazmorra, buscando nuevas reliquias y hazañas a conquistar, el porqué sigue siendo el mejor aventurero de la historia de Pannam Town.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Final Fantasy III (Famicom)

La NES fue la consola que tuvo el enorme privilegio de correr en sus circuitos la magia de los tres primeros capítulos de la saga Final Fantasy. Sin embargo, la grandeza de sus inicios fue parcialmente eclipsada por el incomprensible hecho de que tan solo el primer capítulo logró traspasar las fronteras del lejano oriente (y con un retraso enorme), convirtiéndose casi inmediatamente en un clásico atemporal. A partir de ese momento, muy pocos jugadores pudieron continuar siguiendo la estela a la serie de Hironobu Sakaguchi, sin traducciones y con las escasas posibilidades de importación en aquella época. Un año tuvieron que esperar los americanos (y con una Super Nintendo en sus manos) para poder disfrutar de otra entrega en su idioma. A los europeos todavía nos quedaban muchos, demasiados años, hasta que Final Fantasy VII se posara aquí. Sin embargo, si hay una entrega absolutamente imprescindible en los comienzos, una experiencia que no se debe perder nadie, esa es sin duda alguna Final Fantasy III. Pero cuidado, hablamos de la tercera entrega real, no de la sexta, que por ser la tercera en orden de llegada a los Estados Unidos, se le llamo también FF III y continúa existiendo mucha confusión al respecto.

jueves, 23 de febrero de 2017

Tales of Phantasia (Super Famicom)

“En este mundo, las leyendas pueden convertirse en realidad, si sueñas y lo deseas con fuerza. Debes mantener vivos los sueños”. Esta hermosa cita extraída del guión resulta lo suficientemente apropiada para definir, en pocas palabras, a lo que nos enfrentamos con este Tales of Phantasia, el juego que plantó la semilla para crear una longeva y fantástica saga que permanece bien viva a día de hoy, 22 años después. He dedicado incluso más tiempo y cuidado del habitual para traeros un análisis lo más completo y detallado posible de un juego innegablemente excepcional, algo que anteriormente los usuarios de Super Famicom jamás habrían podido soñar. Una epopeya grandiosa, colosal, cuyas monstruosas proporciones alcanzan a cualquier aspecto técnico, jugable y sentimental que os pueda venir a la cabeza. La explosión tanto técnica como jugable que provocó en su día todavía retumban en mi mente, muchos años después de mi primer contacto con él. Si alguien piensa que poder vivir algo superior a 32 megas, a los juegos de Rare, a la épica de los Final Fantasy… en 16 bits es algo imposible, que se preparen para los poderosos 48 megas (sí, habéis leído bien), que dotan a este cartucho con unas posibilidades técnicas casi infinitas, absolutamente impensables para la época.

lunes, 16 de enero de 2017

The Legend of Zelda - Twilight Princess (Wii)

De entre todos los Legend of Zelda que he jugado hasta día de hoy (y van ya unos cuantos), mi mente siempre ha procurado quedarse con los momentos más personales y épicos de cada uno de ellos, tanto a nivel gráfico como a nivel jugable y de historia. Atesoro cada recuerdo, cada sensación que individualmente cada capítulo ha dejado marcada en mí, tantas, que la mayoría de experiencias que tengo con cualquier RPG acaban derivando siempre hacia algún instante vivido con la mayor y más maravillosa saga de Miyamoto. Sin embargo… creo que hasta hace tan solo unos días, estaba en deuda con este The Legend of Zelda – Twilight Princess. No sé si esto fue por jugarlo quizá un poco más deprisa de lo que merecía, o tal vez fuese la situación personal de aquellos días… pero lo cierto es que este episodio de la saga no dejó en mí una huella tan profunda, tan marcada como los anteriores que había jugado, o al menos no de forma consciente. Ahora he vuelto a él, me he enfrentado de nuevo con este inmenso juego para Wii para revivir toda su magia, sentirla en toda su intensidad, y redimirme al deshacerme de ese extraño recuerdo de que pude haber aprovechado mejor mi primera vez con él.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Grandia II (Dreamcast)

Al contrario de lo que sucedió con su antecesor, cuya versión original (en Saturn) tardó algo más de tres años en llegar a tierras europeas y por medio de otro sistema distinto, Grandia II, seguramente a raíz del buen éxito que tuvo su primera parte, corrió rápido a saltar a tierras de todo el mundo, a las casas de muchos de los poseedores de la mágica pero maltrecha Dreamcast. Aunque personalmente discrepo, muchos entonces le otorgaron el título de ser el mejor RPG aparecido para la consola, algo no demasiado meritorio por otra parte, ya que estamos hablando de los primeros años de vida de Dreamcast. En cualquier caso, es algo innegable que Grandia II destacó enormemente entre el catálogo de juegos de rol de la última consola de Sega, en cuanto a historia, atractivo, cualidades técnicas, banda sonora… Sus virtudes le colocaron entre los mejores, léase Skies of Arcadia, Shenmue o Record of Lodoss War, y muy por encima de un mar de lanzamientos del género bastante mediocres. Pero en este caso no vale decir aquello de “En el país de los tuertos…” porque independientemente de todo eso, Grandia II fue el rey por decreto propio y brilló con mucha fuerza.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Dragon Warrior (NES)

Como podéis comprobar por el corto espacio de tiempo entre la publicación de este y mi anterior análisis, el Romancing Saga 3, poco ha durado este Dragon Warrior en la pantalla de mi televisor, esta vez sí, vía emulador. Unas, calculo yo, 20 o 25 horas como mucho, realmente cortas, pero bien jugadas y ampliamente disfrutadas. Ya tuve el lujo de terminar, hace muchos años, el remake que se hizo para Super Famicom, que aunaba en un solo cartucho las dos primeras partes de esta saga (en orden de aparición, que no cronológico), con un sugerente lavado de cara, muchos cambios en su estética y algún retoque en su mecánica, pero manteniendo en todo momento la esencia del original. Aquel análisis nunca fue publicado (tal vez algún día lo revise), pero pensé que, si de alguna forma tenía que entrar esta saga por la puerta grande de mi blog, era con el primer y genuino Dragon Quest de NES. A los no iniciados, que no os engañe el título de cabecera: Dragon Warrior es el nombre que se le dio a la saga principal en Norteamérica, seguramente pare evitar trifulcas legales, donde fue distribuido por la propia Nintendo, en lugar de por Enix, que fueron quienes lanzaron el cartucho en Japón.

jueves, 27 de octubre de 2016

Romancing Saga 3 (Super Famicom)

Recientemente, uno de mis gratos lectores me pedía en la sección de comentarios que nombrara los RPG más difíciles a los que me había enfrentado nunca. Mi experiencia con él inmediatamente me obligó a nombrar a Romancing SaGa 3 como a uno de ellos. Lo fue en su día, la primera vez que me topé con él, y lo sigue siendo a día de hoy, hace más de 10 años. Pese a tener actualmente en su haber 9 capítulos oficiales, la saga SaGa (valga la redundancia fonética) es prácticamente una gran desconocida fuera de las puertas de oriente. En el caso de la tercera parte, la que hoy tiene nuestra atención, nunca salió de Japón, al igual que sus dos antecesores en Super Famicom. Sin embargo, los primeros capítulos, aparecidos en Game Boy, sí alegraron a los usuarios americanos, bajo el nombre de Final Fantasy Legends (aprovechando el tirón comercial que ya tenía la serie principal de Square). A día de hoy continúan apareciendo (eso sí, con cuentagotas) nuevos representantes, y su leyenda se extiende ya desde la primera Game Boy, la cual albergó el primer RPG aparecido para una portátil con el primer SaGa, pasando por Ps2, navegadores web y PS Vita.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Final Fantasy VII (PlayStation)

Poco a poco han ido llegando a este blog más obras maestras de esas que han dejado su sagrada impronta en la historia de los videojuegos, al igual que en las mentes y recuerdos de cuantos las hemos vivido. A su vez, son cada vez menos las que quedan por presentar en este mi personal rincón dedicado a esas soberbias creaciones. Lo más glorioso del panorama retro RPG, esas maravillas conocidas y disfrutadas por todos los amantes del rol de consola a las que he intentado rendir tributo de la manera más digna, mi tributo personal a esas bestias incontestables del género, pero también a esas pequeñas joyas enterradas por el paso del tiempo que de vez en cuando llegan a mi pantalla sin apenas esperarlo. Sin embargo, del primer grupo, seguro que más de uno ha pensado en alguna ocasión que existe la casi impermisible ausencia de una obra intocable, sagrada para algunos hasta límites excesivos, de una serie que ha marcado indiscutiblemente a fuego el transcurrir de los RPG. Quizá muchos hayáis adivinado que Final Fantasy en su séptima entrega es el juego que merece estar en cualquier sitio dedicado a videojuegos que se precie. Sé que es un juego muy especial para mucha gente y por muchos motivos (también lo es para mí, por supuesto), pero sin ánimo de crear polémica, no le voy a dar un trato preferente solo por esa razón.

viernes, 2 de enero de 2015

Resumen en imágenes del 2014 y... ¡Feliz año nuevo 2015!

Mientras el contador de visitas se acerca inexorablemente a las 100.000 (y eso solo desde que lo inserté, quien me lo iba a decir a mí jeje) me gustaría desde aquí desearos que paséis un feliz año 2015 en todos los sentidos. Este año ha tenido muchas luces pero también muchas sombras en lo personal, pero en relación a los RPG, que es lo que nos interesa, ha sido un año bastante cargado de emociones, redescubriendo clásicos que ya jugué en mi adolescencia y encontrando grandes títulos que han supuesto magníficas sorpresas. Solo espero que tanto para mí como para vosotros, este año que empezó ayer se repitan estas inolvidables experiencias y animar como siempre a todo el mundo a coger un buen RPG y disfrutar de él todo lo posible. Y por supuesto, os invito a seguir visitando mi blog, cosa que siempre os agradezco, y seguir escribiendo comentarios y sugerencias para mejorarlo o aportar cualquier idea interesante. Para agradeceros vuestra atención, y a modo de resumen de lo que ha significado este año para el blog, os dejo las mejores imágenes que ha dejado este pasado 2014, a ver si nos traen suerte y ánimo para todos.

¡FELIZ AÑO 2015!

domingo, 14 de diciembre de 2014

Tōgi Ō: King Colossus (Megadrive)

Rey Colossus, hijo de Orphus el implacable, indómito guerrero marcado con un cruel destino y apartado de los suyos a causa de una guerra que tuvo su origen en el diabólico culto a un demonio ancestral llamado Gryuud. Magia, sociedades sacrílegas, coliseos… quizá sean elementos bastante comunes en el género y se pueda pensar que no tiene nada nuevo que ofrecer, pero arropado por un genuino estilo medieval, todo suena a antigua leyenda de guerra, a historia de espada y brujería, a época mitológica de gladiadores… y eso, al fin y al cabo, nos encanta. En definitiva, suena de maravilla, ¿no creéis? Y es que, amigos, tengo muy reciente esta gran aventura llamada en su idioma original Tōgi Ō: King Colossus, un Action RPG exclusivo del mercado japonés, lo cual podría justificar su escasa popularidad en opuesta relación a su gran calidad general, una de esas joyitas ocultas que uno encuentra de vez en cuando a base de indagar en el catálogo de los 16 bits, en este caso de la consola de Sega, una máquina que cuenta con escasos pero muy buenos exponentes de este género, como el inolvidable Soleil (ya comentado en este blog), Landstalker o Beyond Oasis/The Story of Thor, aunque todos ellos mucho más conocidos que el que nos ocupa. Esta odisea nunca podría haber sido disfrutada por el público occidental si no fuese gracias al equipo M.I.J.E.T. que tradujeron íntegramente los textos del juego, como ya hicieran con muchos otros juegos de Megadrive.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Sylvan Tale (Game Gear)

Cuando las esperanzas y expectativas depositadas en un juego durante muchos años después de haberlo conocido no solo se convierten en una positiva realidad, sino que la superan ampliamente una vez llegado el momento de disfrutar con él, podemos hablar de una experiencia realmente placentera y totalmente recomendable como es la que he podido vivir junto a este Sylvan Tale. Y es que hace ya muchos años que “nos conocemos”, concretamente desde que los miembros de Aeon Genesis, allá por finales del año 2001, como ya han conseguido en incontables ocasiones, acercaran al público occidental algo que hasta el momento solo se podía jugar en japonés. Pero como siempre, debido a mi casi interminable lista de RPG pendientes de jugar, no ha sido hasta ahora cuando he podido ponerme con esta pequeña joya y regocijarme con sus numerosas virtudes que me hacen preguntarme, en primera instancia, por qué este Action RPG jamás cruzó las fronteras del país del sol naciente cuando casi cualquier usuario, sean cuales sean sus gustos, puede pasar grandes momentos junto a él. No hace falta tener años de experiencia en RPG, ni ser un fanático del género, ni siquiera tener un alto nivel de inglés. Sylvan Tales ofrece diversión directa entre bosques encantados y mazmorras llenas de fuego y azufre, un cuento de fantasía y magia que nos evade y nos transporta a mágicos y encantadores mundos sin precisar del usuario unas habilidades extraordinarias.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Phantasy Star (Master System)

Me gustaría poder conocer, aunque sea tan solo para satisfacer mis ansias personales de curiosidad e interés por la época, a algún usuario que, en su día, disfrutase de Phantasy Star. Y no hablo de emuladores, consolas virtuales ni ningún refrito de los que se ha hecho para multitud de sistemas, hablo de Master System, la consola que lo acogió por primera vez y del año 1988, cuando uno de los juegos pioneros en establecer el sistema RPG en consola tal como lo conocemos a día de hoy llegó a nuestras fronteras (aunque en oriente ya estuviesen familiarizados con el género gracias a títulos anteriores como Dragon Quest, entre otros). Me gustaría intercambiar opiniones, contrastar impresiones y sensaciones y discutir las fortalezas y debilidades de este título tan representativo y mítico, cuya saga proliferó hasta mediados de la década del 2000, aunque haya sido sobre todo gracias a remakes y recopilaciones. De todas formas, es una tarea harto complicada, ya que a finales de los 80, especialmente en Europa el concepto RPG era un gran desconocido y muy pocos exponentes lograban llegar al viejo continente (y mucho menos a nuestro país). Quizá los remanentes de RPG de estilo americano que se encuentran en Phantasy Star ayudaron para confiar en su distribución por todo el mundo, como las mazmorras en 3D estilo dungeon-rpg o su estética futurista, algo que marcaría profundamente la personalidad de la saga hasta sus últimas entregas.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Especial Terranigma

En la vida, siempre hay sensaciones que resultan tan especiales, agradables y se quedan tan ancladas en la memoria que a uno le gustaría revivir cada cierto tiempo. Por suerte, con los videojuegos esto siempre es posible. Así es amigos, como tantas otras veces y después de mucho tiempo, por varios motivos he vuelto a escuchar la ineludible llamada de Terranigma. Y como fue uno de mis primeros análisis, he decidido revivir toda su pasión a los mandos de mi Super Nintendo y plasmarla de nuevo en este blog de una manera distinta. Al igual que otros tantos juegos que considero sagrados, prefiero dejar un tiempo prudencial para que estos no pierdan su encanto por desgaste. Pero Terranigma, como ya sabéis, está por encima de todos. Es increíble que las sensaciones que me transmite continúen intactas desde la primera vez que lo jugué, o incluso se acentúen con el tiempo, ya que el factor nostalgia tiene un gran peso sobre él. Aun así, creo que si ahora lo hubiese terminado por primera vez, me habría dejado igualmente boquiabierto.

jueves, 31 de julio de 2014

The Legend Of Zelda - A Link To The Past (Super Nintendo)

Si ya de por sí me ha sido complicado a veces sintetizar, ordenar y plasmar las innumerables y profundas huellas emocionales que han dejado en mí las grandes obras maestras del género RPG que más me han marcado, especialmente aquellas que pasaron por mi consola favorita, como Chrono Trigger, Earthbound o Terranigma, hoy me encuentro, después de bastante tiempo, frente a frente con los créditos finales de un juego que pertenece y casi encumbra ese selecto grupo. The Legend Of Zelda – A Link To The Past, se escribe con letras de oro de muchísimos quilates dentro de la historia de los videojuegos, acompañando a Super Nintendo en su más tierno amanecer para mostrar al mundo las maravillas que Shigueru Miyamoto y su equipo podían conseguir en la nueva y flamante, por aquel entonces, máquina de Nintendo. Desde su primer capítulo, la saga pudo ser disfrutada en todo el mundo, pero fue con este tercero cuando la saga dio un salto impresionante no solo en cuanto a su calidad, sino también refiriéndonos a su popularidad. Pero no solo ocupa un lugar importante en la evolución de la serie en general, también llena un gran espacio en mi corazón y, no me cabe duda, en el de todos aquellos que, como yo, tuvieron la suerte de crecer con esta brillante joya, de descubrirlo y degustarlo poco a poco en su adolescencia, conservando todavía unos recuerdos casi indescriptibles de esa magia que fue capaz de introducir en nuestras vidas.