Listado de Análisis


domingo, 1 de mayo de 2022

Dragon Quest V (Super Famicom, JRPG)

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Caja NTSC JapCasi en los albores de la existencia de Super Famicom en Japón, y unos meses después de que por fin pudiésemos estrenarla aquí en España, daba el salto generacional la franquicia más antigua, prolífica y exitosa de la historia de los JRPG para consola con su quinta entrega en 1992. Siendo como ya era todo un fenómeno cultural en su país de origen… el brutal impacto que supuso este acontecimiento era algo de esperar. Colas de varios kilómetros, locura generalizada, absentismos de todo tipo… y como resultado, más de un millón de copias vendidas en tan solo 24 horas. Pero al margen de interesantes pero fríos datos históricos, y a nivel personal, es un RPG con el que solo pronunciar su nombre me invaden oleadas de cariño y nostalgia a partes iguales. Junto a Final Fantasy IV, Secret of the Stars y Chrono Trigger, Dragon Quest V fue uno de mis primerísimos RPG por turnos. Eso es algo que deja una huella imborrable, pero no solamente por este hecho, sino porque además, Dragon Quest V fue uno de los primeros JRPG que ahondó realmente en esa faceta más profunda y emotiva por la que amo este género muy por encima del resto.

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Pantalla título RPGEl trasfondo histórico del juego, su objetivo final, en este caso resulta ser casi una mera excusa para hacernos partícipes de uno de los viajes más asombroso e inolvidables en los que hayamos tomado parte, de una serie de eventos y fases de la vida de nuestro protagonista como nunca antes se había plasmado en un JRPG. Hasta entonces, lo que un juego nos ofrecía para avanzar era una ligera construcción del héroe como figura central (en el mejor de los casos) y una meta a la que llegar. El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - CachorritoAquí también existen, claro está, ambos conceptos, pero la gran diferencia es la forma con la que este RPG consigue hacernos empatizar con el personaje principal siguiendo su crecimiento, ya no solo en cuanto a atributos y experiencia, sino también mediante paradas bien acentuadas y remarcadas en las etapas y momentos más importantes de su vida, a lo largo de dieciocho años de su juventud, alternando El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Casino Oracleberrydolorosas tragedias con grandes triunfos, cotidianos sucesos tremendamente humanos como dar el ‘sí quiero’ o la llegada de descendencia con momentos épicos de pura fantasía, la coronación, crueles maleficios… y entre grandes gestas y gloriosas batallas… un viaje a través de las corrientes del tiempo que ha quedado marcado en la historia de los videojuegos como una de las jugadas más sorprendentes e inteligentes que nunca se han plasmado en un RPG. Y es El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Show nocturnoexactamente en la enorme fuerza y potencia emocional con la que esta aventura imbuye a esos mágicos momentos donde radica la verdadera grandeza sin igual de este RPG. Porque a veces lo importante no es lo que se cuenta, sino cómo se cuenta. Ocho años de soledad, frustración y aislamiento se pueden resumir en una simple ventana de texto… o se pueden transformar en poesía visual, plasmando de forma maravillosa el inexorable paso del tiempo, el devenir de las El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Minas y carretasestaciones, con sus heladas, sus caídas de hojas, sus tonos verdosos… Se puede tachar a Dragon Quest V de ser un juego limitado técnicamente en algunos aspectos, pero jamás de no derrochar arte y creatividad a la hora de saber transmitirnos ese vaivén de momentos tan especiales que se transforman en una marea de emociones, que anidan directamente en el corazón y para siempre. Haciendo un zoom inverso respecto a estos detalles, la trama central es mucho más corriente: un héroe El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Alturas Chizodlegendario, un Dios en forma de dragón, armas divinas, tierras de hadas, un castillo flotante, la búsqueda de la persona amada y por último, un señor oscuro al que derrotar. Pero creedme, en Dragon Quest V lo verdaderamente fascinante no es el objetivo final, sino esos momentos concretos tan inolvidables, esas emociones celosamente guardadas en el sendero que nos conduce hasta él.

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Último combate de PapasEn el apartado gráfico, y a diferencia de su sucesor (o del remake que se hizo para la consola de la tercera entrega de NES), Dragon Quest V se puede equiparar a Final Fantasy IV en el sentido de que ambos títulos no alcanzaron, ni de lejos, a aprovechar las portentosas capacidades técnicas de Super Nintendo. Los dos fueron los primeros representantes de sus respectivas sagas en los 16 bits, y gráficamente los dos supusieron tan solo una pequeña evolución de lo ya visto en la anterior generación, sobre El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Paso estacionestodo comparado con lo que vendría años más tarde en materia de RPG. Claro que eso, de alguna manera, también tiene su encanto nostálgico. Los lugares a visitar tienen el suficiente carisma y diferenciación como para que el jugador se encariñe con ellos, más allá de los pueblos con su diseño algo tosco y poco ornamentado, existen lugares realmente vistosos y ensoñadores como la tierra de las hadas, el castillo El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - NadiriaZenithian inundado (que da cierta sensación de paso del tiempo y melancolía) o incluso esos pequeños rinconcitos que no juegan ningún papel en la historia, pero que existen, están ahí para simple deleite del jugador, como el faro de Selmi. Siempre encontraremos simples pero bienintencionados planos de scroll en las alturas, alguna capa de niebla, filtros para simular calor, explosiones… entre otros efectos rudimentarios que cumplen su cometido pero sin demasiadas florituras. El diseño El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Estatua dragón gigantede los sprites es cuadradote y con baja definición, ganando enteros el de los monstruos que aparecen frente a nosotros en combate, que es donde más resalta el magistral estilo de Akira Toriyama, bestias que en ocasiones son combinaciones de animales reales, y en otras, originales engendros prehistóricos del inframundo, aplicando en más de una ocasión el truco del cambio de paleta y nombre. A destacar la El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Ascension castillo Zenithiacantidad de sprites diseñados para cada miniatura de monstruo reclutado sobre el mapa. En cualquier caso, el juego va mejorando conforme avanzamos, cada vez más motivos sobre el mapa y más extensión en los pueblos, incluso unas mazmorras más elaboradas, como la torre hasta el cielo o la cueva de la cascada, esa estatua draconiana de tres pisos de altura, o en la cúspide del ingenio, la demoníaca figura de Buorn avanzando hacia nosotros desde la lejanía hasta alcanzar un tamaño El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Orbe doradoconsiderable, en uno de los momentos más míticos e impresionantes de toda la aventura. El cambio entre el día y la noche me gusta más en entregas anteriores por su mayor gradualidad, pero si hay algún transcurso que realmente nos deja huella, es el del tiempo, el paso en la vida de nuestro héroe desde niño hasta adulto, que nos permitirá revisitar lugares de su infancia a través de sus ojos nostálgicos.

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Pasarela cuevasDragon Quest V continuó sentando cátedra, inventando métodos y mejorando los ya existentes. Sin embargo, su gran integridad y su coherencia con el espíritu inicial de la saga, está descaradamente presente en todo momento. Nunca me ha gustado que se “toquen” excesivamente las cosas, y en este sentido, los Dragon Quest, por fortuna para mí, siempre han mostrado una gran fidelidad a sus orígenes. Combates aleatorios por turnos con vista frontal, un inmenso mapeado El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Torre alturaque recorrer… pero en su paso a una generación superior, los añadidos también se hicieron de notar. Uno de los más importantes es la posibilidad de reclutar distintos monstruos, entrenarlos, e incluirlos en nuestro equipo principal, algo en lo que no fue realmente pionero (ahí estuvieron antes los Megami Tensei), pero que consolidó el concepto para futuras creaciones como Pokemon. Incluso el sistema de menú desplegable sigue siendo la interfaz escogida, aunque mucho más amable y El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Gruta cataratadinámica a la hora de comerciar, y estableciendo un botón multifunción para facilitarnos las cosas. Al principio el desarrollo no ofrecerá grandes posibilidades, misiones sencillas y lineales, pero muy pronto el mapeado se abrirá de par en par ante nosotros multiplicándolas, con cantidad de secretos y lugares misteriosos, puertas cerradas, medallas por encontrar, misteriosas ruinas infestadas de monstruos y pequeños y entrañables detalles que iremos descubriendo, como esos amantes El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - El último adióssuicidas escondidos en un castillo encantado, en un universo mágico que parece ir cobrando alma por momentos, y todo dentro de un ritmo enormemente clásico y agradable del que nunca nos cansaremos. Farmear a destajo es algo mucho menos imperativo en esta segunda entrega de la trilogía Zenithian. Obviamente, en el tramo final del juego nos esperan las mayores perrerías a nivel de enemigos y trampas, pero si hay algo que convierte definitivamente a este RPG en mi entrega favorita El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Petalos cayendode la saga, es ese perfecto equilibrio, tono y ritmo en su dificultad. Es exigente en ciertos momentos, pero no requiere demasiados quebraderos de cabeza, y con una buena estrategia, equipo y constancia a la hora de obtener nivel, es un juego que cualquiera puede terminar. Ciertos puzles pueden ser complejos, también hay momentos en los que no sabremos muy bien qué hacer o dónde ir. Aun así, nunca llegaremos a agobiarnos: toda solución se encuentra en las pistas que nos dan los textos, por lo El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Figura Buornque el método lápiz y papel es muy recomendable. Merece la pena con tal de visitar hasta el último resquicio de este mundo hechizador. Una vez más, cada uno de esos momentos tan vibrantes, tan humanos y tan llenos de sensibilidad os hará estar deseando llegar al siguiente, y es que cada paso en esta aventura puede resultar en una sorpresa de esas que jamás olvidaréis.

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Boda del héroeNunca he ocultado mi devoción por el talento compositivo y las geniales creaciones del maestro Koicki Sugiyama. Su fallecimiento, hace menos de un año, puso un gran lazo negro de luto sobre la historia de los RPG después de una carrera que duró más de cincuenta años, como si de una banda sonora inmensa se tratase, que desgraciadamente tuvo su triste final. Nunca un Dragon Quest volverá a sonar como lo hizo bajo la batuta de Sugiyama, pero afortunadamente, obras inmortales como la de esta quinta entrega perdurarán para siempre en la El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Descendenciamemoria. Al igual que dije con el tema de la dificultad, la homogeneidad, el perfecto tono y el suave fluir con el que cada uno de los temas ambienta las decenas de impagables momentos que viviremos en esta colosal aventura, la convierten en una de mis favoritas de la saga. El estilo de K. Sugiyama siempre fue único por lo característico y perfectamente reconocible que resulta con tan solo escuchar unos compases. Esas escalas de notas que enfatizan el carácter épico y fantástico, o esas explosiones melódicas El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Tumba madre Biancatras partes más apagadas que te hacen venirte arriba nos acompañarán en nuestro recorrido. La música de Dragon Quest V es alma, misterio y sensibilidad, pueden ser profundas emociones hechas canción o cortes que resultan un auténtico bálsamo para el espíritu, pero también auténticas composiciones de batalla, repletas de instrumentos poderosos, altivos, sin perder jamás ese estilo único y esas melodías omnipresentes por las que el compositor siempre mostró gran apego. Al igual que El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Corazón del volcánla primera vez que lo jugué (hace 20 años), aquellas que más me han tocado la fibra han sido las más suaves, las que te reconstituyen con sus dulces y lentas melodías, que saben extraer perfectamente la esencia de cada momento que acompañan para transformarlo en algo todavía más intenso y potente a nivel emotivo. Y ese es el mayor logro, creo yo, al que puede aspirar un compositor de videojuegos. Así, incluso tenemos melodías que casi son exclusivas, por ejemplo, la que suena El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Rey Dragóndurante la noche previa al casamiento o el réquiem ante la gran tragedia que sucede en la historia. Pero no todo son composiciones oscuras y melancólicas. Como en todo Dragon Quest, prevalece ese espíritu luminoso y positivo, en los pueblos, durante las travesías… y todas ellas ejercen un increíble efecto relajante en mí, por esa combinación de instrumentos (que además, para ser un RPG temprano en la consola, suenan de auténtica fábula) y melodías tan prominentes y deliciosas, una mezcla El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Relámpagoperfecta de sosiego, amplitud, fantasía y aventura cuando visitamos el primer puerto, en el misterioso mundo de las hadas y, no faltaría más, en una grandiosa Overture como nunca antes la habíamos escuchado. Tampoco podemos olvidar las más veinte fanfarrias que nos alegrarán el corazón, o algunos FX sor-prendentes entre muchos otros mediocres, como el llanto de los bebes o el sonido ambiental del mar.

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Final boss MildrathSi atendiésemos solamente a su estructura argumental más básica, Dragon Quest V no habría pasado de ser otro RPG casi del montón para Super Famicom. Pero el hecho de poder acompañar al héroe durante los momentos más fundamentales de su vida y sobre todo, la forma en que estos se narran y se representan (a veces, como si de un cuento de cuna se tratase) le dan un brillo y color único, más íntimo y cercano, repleto de escenas emotivas e inolvidables. Además, encontramos en él El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Fin / The Enda un Koichi Sugiyama en absoluto estado de gracia, haciendo gala de un conjunto de composiciones que por sí solas ya son pura magia. Si queréis jugar a esta versión original podéis hacerlo (a no ser que sepáis japonés) mediante cualquiera de los dos parches existentes, el de Dejap, o el de Byuu, ambos en inglés. Como dice el héroe al final de la película de animación Dragon Quest: Your Story… siempre llevaré esta aventura en el corazón.

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Puntuaciones

- Lo Mejor Del Juego: Los momentos más humanos de la aventura te llegarán hasta lo más hondo. Su mundo cargado de enigmas es maravilloso e hipnótico. Mucha pureza en la OST de Sugiyama.

- Lo Peor Del Juego: Los parpadeos de pantalla por las magias son realmente molestos. Algunos efectos sonoros son de 8bits. Gráficos bastante simples en general tratándose de Super Nintendo.

----RECOMENDACIÓN----


Y ya que he mencionado Dragon Quest: Your Story, para quien no lo sepa, es un film de animación en 3D que se estrenó en el año 2019 con un gran éxito en su país natal (Japón). Dirigida por Takashi Yamazaki, Ryuichi Yagi y Makoto Hanafusa, su guión está esplícitamente basado en esta quinta entrega de la saga Dragon Quest. No soy demasiado fan de este tipo de películas hechas con gráficos por ordenador, aunque personalmente la he disfrutado, sin ser la panacea del séptimo arte ni muchísimo menos. De hecho, estoy seguro de que no todos váis a tener la misma opinión sobre ella. Al principio quedé maravillado al ver que incluso utiliza pantallas del mismísimo Dragon Quest V como introducción a la película (y del auténtico y original, nada de refritos). Más adelante... la película va bastante por libre, cambiando lugares, personajes, cometiendo omisiones... tomándose tantas licencias que a veces casi se puede ver como una reinterpretación del argumento original. Obviamente está enfocada a los fanáticos de este RPG, aunque quizá me ha sobrado bastante ese humor Disney. Y respecto al final... no voy a adelantar nada. Lo vas a amar, o lo vas a odiar, pero no te va a dejar indiferente. Recomendable, pero hay que afrontarla con la mente muy abierta.

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Dragon Quest V - Mosaico imágenes película


----OTROS ANÁLISIS RECOMENDADOS----


__________________________________________________________

La Música de este RPG

__________________________________________________________

La mayor debilidad, por decirlo así, de este Dragon Quest V, comienza y termina prácticamente en el apartado gráfico. Porque si nos trasladamos a su banda sonora, tanto a nivel sonoro como en el marco compositivo, puede competir perfectamente con las obras mayores del catálogo de Super Famicom. Y es que... ¿Cuándo falló alguno de los trabajos del gran Koichi Sugiyama en sus treinta años componiendo para videojuegos? Ante ti, una colección de temas que te harán soñar despierto. Cabe destacar que, en el mismo 1992, se editó en Japón un CD con la banda sonora completamente orquestada.

Overture. Lo sé, lo sé. Ya incluí este tema en la selección cuando analicé el primer Dragon Warrior. Pero es que esto, más que una canción, es un símbolo, un himno sobre todo lo que representa esta grandiosa saga, que aparece en esta quinta entrega no solamente en la pantalla de título, sino también en esos momentos rebosantes de fuerza épica como la coronación de nuestro héroe. Y aparte, también la pongo para que veáis la diferencia entre la primera versión y esta que se estrenaba en los 16bits de Nintendo.



Mystical realm of the fairies. Me vais a disculpar que esta selección contenga tan solo temas suaves y melódicos, pero son los que realmente me han enamorado ahora como ya lo hicieran hace 20 años. Fijaos en esta, que armonía, como rezuma esa paz que nos hace sentir de verdad en el reino oculto de las hadas. Fijaos también en ciertos detalles, como esa percusión tan sutil, pero sobre todo, en esa magnífica y ensoñadora melodía, que para mí corona el tema, especialmente en su tramo final, esas últimas notas tan preciosas, coloristas y evocadoras.



Theme of love. Es una de las más exclusivas y ocultas del juego, apareciendo tan solo en un par de ocasiones especiales... pero de qué forma. Cada vez que suena, me resulta imposible no estremecerme. Y es que uno de esos momentos absolutamente maravillosos del juego, esa calmada noche en la que nuestro insomne héroe reflexiona sobre una de las decisiones más importantes de su vida en Salabona... quedó para siempre en mi recuerdo desde la primera vez. Es perfecta, con esos acordes de cuerdas y esa melodía oscilante, tan dulce y mística que reblandece el alma.



Friendly and peaceful. No podía fallar, y no he podido resistirme a incluir esa clasiquísima melodía tan característica de los pueblos en cualquier Dragon Quest que te engancha bajo su influjo y se queda en tu cabeza durante toda la aventura y más allá. Porque es sinónimo de positividad, de esa magia increíblemente fantástica y luminosa que envuelve cada rincón de cada universo Dragon Quest y casi más que ninguna otra, 100% Sugiyama. Es uno de los mejores ejemplos de lo bien que suenan las instrumentaciones en Super Nintendo y las distintas capas musicales.



Reminiscence. Otra que con tan solo un par de segundos consigue ponerme los pelos de punta cada vez que hace acto de presencia. Su inicio contiene un auténtico derroche de dramatismo y tristeza en sí mismo, una fuerza emocional arrolladora en uno de los fragmentos más hermosos compuestos para un juego de esta serie... pero curiosamente, no mantiene este tono durante toda su duración, sino que al poco se transforma, de repente, en algo mucho más optimista, con esas flautas cantando otra melodía distinta pero sin perder ese tono intrínseco a todo tema del juego.



Ocean Voyage. Está se ganó mi cariño desde el inicio mismo, desde la llegada del rey Papas y su hijo al puerto de Vista. Es una melodía subyugante, relajante, adormecedora por gran suavidad. Su base instrumental y su orquestación es buena en su primera mitad, pero es ese clímax que llega tras las escalas ascendentes de teclas lo que la hace especial, ese cambio de intensidad repentino rebosante de fantasía y color. Por suerte, también podremos disfrutarla hasta saciarnos en nuestros viajes en barco por el fascinante mundo de Dragon Quest V.



__________________________________________________________

Ejemplar de mi colección

__________________________________________________________


Dragon Quest V

Esta era una pieza que, obligatoriamente, tenía que formar parte de mi colección, sí o sí. Un juego que no es nada difícil de conseguir a un buen precio y que además, por sí mismo es sinónimo de JRPG. Adquirido, como muchos otros, en el desaparecido Gameshop de Reus (cómo lo echo de menos...), se vino a casa junto a unos cuantos más aquel día. Siendo sincero, el ejemplar no le hace demasiados honores a la calidad del juego en sí, pero como está completo y tampoco está en un estado catastrófico, me doy por satisfecho a falta de que algún día consiga otro más decente

Empecemos por el preciadísimo cartón. Su aspecto es algo desaliñado, presentando bastantes bultos por toda su extensión, tanto en la parte delantera como trasera, pero ningún roto ni desperfecto en el color. Las solapas inferiores están perfectas, las superiores algo abiertas, pero completas, se aprecian también algunas pequeñas manchas de líquido y una dobladura encima de la carátula.

El manual está también acorde con la caja. Portada y contraportada bastante arrugadas y las puntas mal dobladas, pero afortunadamente sin rasgaduras que devalúen las imágenes. El interior está ligeramente mejor conservado, pero dista mucho de estar perfecto. Algunas páginas estuvieron pegadas por la parte superior del lomo, dejando alguna pequeña marca. Como siempre sucede en los manuales de RPG japoneses, geniales esos dibujos y viñetas de su interior.

El plástico interior protector está bastante hecho polvo, cruje con solo tocarlo y tiene casi todas las esquinas rotas o cuarteadas. También presenta un color amarillento por el uso o el mal trato. Lamentablemente no tiene ningún extra con él, ni panfletos ni advertencias de salud.

Las dos partes del cartucho tienen un color distinto. Mientras por suerte la cara delantera es gris claro y sin marcas (solamente una vertical en la parte derecha), la parte trasera es de color más amarillento sucio, pero al menos no tiene ningún desperfecto físico. Comprobación de originalidad realizada en su momento.

Fecha de adquisición: Octubre del 2018.
Precio: 10.-€.

El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Colección Dragon Quest V - Caja NTSC Jap delanteEl Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Colección Dragon Quest V - Caja NTSC Jap detrásEl Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Colección Dragon Quest V - Plástico interior
El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Colección Dragon Quest V - Cartucho NTSC Jap delanteEl Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Colección Dragon Quest V - Cartucho NTSC Jap detrás
El Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Colección Dragon Quest V - Manual NTSC Jap portadaEl Pequeño Rincón de los Grandes RPG - Colección Dragon Quest V - Manual NTSC Jap interior

17 comentarios:

Pablo Fernández dijo...

A este juego llegué por el simple hecho de que había que jugar un Dragon Quest. Es una obligación para todo el que ame los RPGs y Nintendo. Ya había probado el sexto unas horas, pero lo dejé aplazado y algún día me pondré con él. Averiguando por la red, muchos sostenían que el quinto era no solo el mejor de la SNES, sino de los mejores de la saga. Yo ya sabía de lo que va un Dragon Quest: RPG simple, directo, ideal para los que se inician en el género, que siempre apuesta a lo que sus fans quieren jugar. Y siempre es bueno descansar de los RPGs con decenas de personajes, mecánicas, historias misteriosas, etc. Dragon Quest V lo juegué hace un buen tiempo por lo que mi memoria recuerda las sensaciones vividas, y éstas fueron gratificantes. De su conjunto, fue la historia lo que más me enganchó. No era solo salvar el mundo del mal, sino tener que desarrollar una vida en ese mundo y descubrir que pasó en tu pasado, algo que ya se plantea desde el inicio con ese nacimiento del héroe tan dramático. Del resto del conjunto, al ser un Dragon Quest sabía lo que esperar, aunque el tema de las bestias que domesticas para tu uso en batallas fue un detalle importante y que es fundamental manejar. Los gráficos son simples, todo muy organizado como en una cuadrícula, pero me gustaron. Se me hizo una tierra interesante para explorar. No me pasó como en Lufia, donde se repetían mucho los escenarios. Y de la banda sonora... cada uno tiene sus gustos, ja ja. No puedo negar la maestría de su autor que es sumamente reconocido, pero a mí no me llega. Hubieron momentos donde bajé un poquito el volumen para seguir jugando ya que el bucle se me hacía molesto. No sé, creo tener buen gusto en esta materia y conmoverme con las bandas sonoras, pero las de Dragon Quest me gustan un poco nomás. No me generan lo mismo que me generó Mystic Ark, por citar alguna. Pero reitero, es mi gusto, el arte y la genialidad están ahí. Dragon Quest V, joya que es de obligatoriedad jugar si eres fan de los RPGs. No entra en mi grupo selecto pero ocupa un buen lugar en mis recuerdos. Ahora no estoy jugando ningún RPG desde que acabé Final Fantasy V. Es bueno tomar un descanso de RPG, si es que se le puede llamar así jugar a plataformeros como Jim Power de la SNES, esos que debes tener precisión y memoria, mucha. De todos modos, ya me importa un comino pasármelos como su creador lo planteó, 3 vidas, 3 créditos. Ya dejé mi orgullo, no soy un máquina y quiero emular lo más que pueda, así que me fijé un reto acorde, que es utilizar los créditos que me dé el juego como puntos de guardado. Eso hace que el juego siga siendo difícil pero no sofocante. Te permite practicar niveles avanzados al guardar, pero te obliga a pasarte de nuevo los niveles ya superados ya que los guardados son limitados y debes saber manejarlos. Ya no puedo por un tema de salud mental pasarme un juego como éste de punta a punta. En algún lugar la voy a cagar porque mi mente se va por ahí y nunca me concentro lo suficiente. Lo bueno de esto es que llegas a la conclusión de que los juegos retro no eran más chungos tanto por sus exigencias en lo jugable, sino en las limitadas oportunidades de avanzar. Cualquier juego moderno, si le pones créditos limitados, pasa de ser algo gratificante a algo sacrificado. Pero ese es un tema que esta fuera de este post. Viva Dragon Quest y el blog de Javi. Un saludo.
PD: ¿Para cuándo un canal de Youtube? Hay material de sobra aquí para años de vídeos:)

JaviRPG dijo...

¡Saludos, Pablo!
Así es, todo buen fan de los RPG que se precie debe al menos haber jugado a algún título de esta gran saga inmortal. No es sin razón que esta quinta entrega sea considerada una de las favoritas por los fans (como digo, es mi favorita absoluta), y es que por primera vez se le dio la vuelta al enfoque del héroe para centrarse más en su vida como individuo, algo que impactó muchísimo en su momento y le dio otro nivel de profundidad insólito. Además, este en particular es apto para todos los públicos a nivel de dificultad (algo que por ejemplo no se puede decir del II). Es completamente respetable que no te llegue su banda sonora, para gustos hay colores, para el mío, es uno de los grandes trabajos de Sugiyama, aunque tambié supongo que el cariño que le tengo al juego toma parte. Tampoco entra en mi Top 10, pero desde luego no se puede negar que es una maravilla de RPG.

Personalmente desde hace unos años no toco prácticamente otros géneros. Es curioso lo que comentas... porque a mí me pasa algo similar. Por temas de ansiedad y demás, ya apenas me atrevo a tocar juegos muy difíciles, me sacan demasiado de quicio, por eso abandoné (aunque no definitivamente) el blog de Super Nintendo. Los RPG suelen tener un ritmo y una mecánica en la que sí me siento muy cómodo. Tampoco es que sea la persona más hábil del mundo con un mando, eso lo reconozco abiertamente (y mira que mi primer contacto fue con un Commodore 64 jaja). Puede que nos hayamos malacostumbrado a juegos más fáciles, o haya tanta oferta que queramos jugarlo todo y lo más rápido y completo posible. Muchísimas gracias por tu comentario.

P.D. Mucha gente me ha propuesto abrir mi canal de Youtube (del blog, vaya), y agradezco esas sugerencias, pero lo mío es la palabra escrita, y ante la cámara soy un completo desastre, no me expreso como me gustaría, me trabo, muchas veces necesito guión, etc., etc., y soy muy estricto con la calidad de las cosas que hago como para hacerlo de ese modo. De todas formas, es una idea que está ahí, en el cajón.

Retro Senpai Gamer dijo...

Jajaja genial volviste javi se extrañaba y vuelves con nada mas y nada menos que con uno de mis dragon quest favoritos el V bueno se nota por mi avatar que soy fan de esta DQ XD tu análisis son los mejores y gran dedicatoria a estos grandes rpg de la historia y cariño que le pones al escribir cada linea de los análisis espero que sigas escribiendo mas seguido.

Retro Senpai Gamer dijo...

Se me olvidaba cabe destacar que estaría bien que lo hallas puesto si quieres claro que a tenido remakes para PS2, NDS, Android y IOS salu2

Retro Senpai Gamer dijo...

Perdona se me olvidaba también vi la película y la verdad no a estado mal el final bueno tendría que a ver sido mas fiel al juego pero para pasar el rato esta muy bien. salu2

JaviRPG dijo...

Qué tal, Master gracias por tu comentario y tus palabras, y me alegro que siendo fan de Dragon Quest V te haya gustado el análisis. No he vuelto porque nunca me fui 😉. Dudo mucho que pueda publicar más a menudo. Los RPG son juegos que requieren mucho tiempo y dedicación, son largos y requieren atención, y por supuesto, jamás publicaré nada aquí que no haya terminado antes total y concienzudamente porque me parece anti-ético. ¡Un saludo!

JaviRPG dijo...

No he hecho referencia a refritos varios, como no suelo hacerlas nunca, porque no me interesan en absoluto. Yo solo busco la esencia primigenia, el resto no me importa.

JaviRPG dijo...

Respecto a la película, a pesar de ser un giro muy arriesgado, me terminó gustando, pero hubiese preferido que no se tomara tantas licencias y siguiese más de cerca el guión del juego. Por cierto, si me permites un consejo con toda amabilidad, intenta mejorar tu ortografía. Un saludo y muchas gracias por pasarte, como siempre.

JoseValdes dijo...

¿Qué tal Javi? He terminado el Dragon Quest 5, me ha costado lo suyo.

Lo primero, está muy bien tu análisis, muy completo como siempre, este juego no podía faltar aquí.

Parto de la base que Dragon Quest es mi saga favorita RPG, soy muy fan de todo su mundo desde el 7 y el 8.
No habia jugado a los de Super Famicom y qué sorpresa me he llevado al ver todos sus elementos característicos representados, todo el variadísimo conjunto de monstruos de Toriyama, incluso los limos metálicos que creía eran posteriores, la música de Sugiyama, las minimedallas...

Técnicamente, es cierto que es algo primitivo, le falta tamaño a los sprites, algo de definición, pero luce muy bien, sus diseños tienen mucho encanto, los castillos, los tonos violáceos de los suelos, los bosques llenos de arbolillos jaja, el protagonista, Bianca, todo muy meritorio para una obra del 92.

Me ha sorprendido como detrás de la simpleza de la historia principal (los DQ no suelen brillar aquí, si en la diversión), trilladísima con lucha entre el cielo y los demonios, el héroe salvador que retorna etc, metieron la trama del héroe desde su infancia, con todos sus sucesos vitales, que me parece enriquece mucho el juego y es muy original en la saga.
La parte de la conversión en piedra es de mis favoritas del juego, con la subasta y el paso del tiempo en la escena de la casita.

De puntos algo negativos, el sistema de menús ya es algo arcaico, la exploración de objetos, estanterías, manejo de menús teniendo que ir de uno en uno en todo, es algo tedioso.

Y en especial, ¡no tener un botón para correr! Lo que lo he echado de menos.
Pero bueno, le perdono todo.

Por cierto, ¿no te parece que mete una gran subida la dificultad el último tercio? Yo iba bien de nivel a base de matar limos metálicos, pero las batallas aparecen cada 4 pasos, son durísimas, largas, menos mal que con emulador puedes hacer algúna trampa grabando y huyendo, pero en el juego original, debió ser un infierno avanzar y cuesta mucho subir de nivel.

De enemigos finales me quedo con Buorn llenando la pantalla y poniéndolo difícil y, sobre todo, la segunda forma del jefe final, ¡pero qué pedazo de cabrón jaja! Por favor, dime que te costó derrotarlo...
A mí me ha hecho sudar tinta y estar 3 días subiendo de nivel, y le he ganado por encima del nv 40..y por los pelos.

En fin, un juegazo, entrañable y divertidísimo, gran representante de aquella época. Me ha trasladado al verano del 93 jugando al Shining Force, qué sensaciones...

Saludos Javi

JaviRPG dijo...

Muy bien Jose, espero que tu también :)
Qué bueno saber que es tu saga favorita, siendo así, tenías pendiente uno de los más grandes, como digo, mi capítulo favorito y uno de los primeros JRPG que jugué y terminé. Muchas gracias por tus palabras.

Hay muchas cosas en las que Dragon Quest V innovó, y que se quedaron para los restos en la saga, esta quinta entrega fue visionaria. Claro, hay que entender que es un juego del 92. A nivel técnico, su secuela lo superó en todos los apartados, pero aún así, es muy disfrutable, es colorido y con una de las mejores bandas sonoras de toda la serie a mi parecer. Los diseños de Toriyama siempre son un plus enorme, santo y seña de todos los DQ.

Efectivamente, aquí lo que brilla de verdad es la evolución en la vida del héroe, algo que le hace muchísimo más humano que en juegos anteriores. Las penurias que sufre, sus relaciones, sus logros... todo está maravillosamente plasmado en el juego, y la historia gana una barbaridad con esos momentos, que se quedan grabados a fuego. La conversión en estatua también es una de mis escenas favoritas (ese paso de las estaciones, memorable, nunca lo olvidé desde la primera vez que lo terminé), pero sin duda mi momentum preferido es el del intercambio de la gema dorada, toda una demostración de imaginación y talento para darle un vuelco sorprendente al guión.

Es verdad que podrían haber prescindido ya del menú clásico, pero en esta entrega hubo algo que me encantó, y es el uso del botón X como multi-acción, se ahorra uno un montón de tumbos en las opciones. Lo de correr era algo habitual en la saga, pero ciertamente el movimiento del protagonista es algo lento, sí.

Esa subida de dificultad abusiva en el último tramo es todo un emblema de la saga en sí misma jejeje. Eso sí, no sé si habrás jugado a los cuatro de NES, pero comparada con la de estos, la de DQV te aseguro que es un juego de niños (especialmente comparada con la del II y III). Acostumbrado a estos, a mí no se me hizo demasiado tortuosa, porque además, como sabes, invierto varias horas en subir de nivel en cada sesión de juego. En respuesta a tu cuestión, yo lo jugué en consola original (vía Evedrive), sin posibilidad de trampa ni cartón. Sudé lo mío, pero se me hizo bastante llevadero, desde luego, mucho más que mi primera vez con él. Buorn es jodidamente BESTIAL, uno de los highlights del juego en cuanto a enfrentamientos. Otro momento inolvidable (y ya van...). Lo derroté, si no recuerdo mal, al segundo intento, tirando de magias para subir la defensa, bajar la suya, y aumentar el ataque, y por supuesto, con armas punteras. Creo que ahí yo estaba sobre nivel 47 / 48.

Dragon Quest V es sinónimo de RPG extraordinario. Genial que te haya traído esas sensaciones, son impagables. Mil gracias, como siempre, por tu comentario y tu apoyo. Un abrazo, Jose.

JoseValdes dijo...

Nada tío, yo no me atrevo con los de NES, paso de sufrir, que he leído tus análisis y me espanta intentarlo, su dificultad es mítica.
Mi próximo DQ será el VI. Y sé que me vas a matar, pero estoy pensando hacer una excepción en el tema remakes y jugar el III de Super Famicom.

Mmm, no sé en qué lugar situaría al V en la saga, ¿es tu favorito? Yo lo pondría entre mis 3 favoritos seguro, pero es tan injusto compararlos, son épocas diferentes.
El primero en mi gusto personal es el VIII, tengo absoluta adoración por ese título, de mis juegos favoritos de siempre.
El XI me gustó mucho. El IX también. El VII era demasiado largo y lioso, pero gran juego...

El V es una pena que la mayoría lo conozca por el remake de DS, será un juegazo, pero por lo que he visto cambia bastante el original, es un poco desvirtuarlo.

Pero coincido contigo, el V es de los mas meritorios en cuanto a innovación y asentar las bases de la saga, además de los puntos que comentas, me gustó mucho poder reclutar monstruos, le da mucho juego y sienta precedente en juegos posteriores tipo Pokemon.
Y las cuevas y dungeons son variados, distintos en estructura, no una mera repetición como en muchos títulos. Por ejemplo, el de los vagones de minas o el de las placas de suelo que anulan los monstruos.

Genial la escena de la gema, entre el adulto y el niño, sí. O cuando son esclavos.
Por cierto, ¿sabes qué repercusión tiene la elección en la boda? yo al final fui poco original y opté por casarme con Bianca y tener dos hijos, no sé si cambia mucho casarte con la otra.
Pero si tu hijo con Bianca da lugar al héroe legendario, no sé por dónde saldrá por la otra rama...

Bueno Javi, próxima parada voy a por el Front Mission, ya comentaremos. Abrazo!

JaviRPG dijo...

Buenas Jose,
Los Dragon Warrior III y IV aún tienen un pase, pero el II es demencialmente exagerado en esa última subida de dificultad, lleves el nivel que lleves. Entre nosotros, también el DQ VI será mi próximo juego de la saga :). Hombre, si tienes claro que el III es un remake y lo aceptas así no hay problema, sobre todo si no quieres pegarte la sudada al jugar al de NES. Claro, ten en cuenta que la experiencia va a ser muy distinta.

Sí, haciendo un ejercicio de perspectiva, dejando a un lado los que no he jugado, e intentando valorar los pros y contras de cada uno, le daría el primer puesto al V, pero el VIII iría inmediatamente después. Disfruté muchísimo con el octavo. Por cierto, todos me dicen que el VII es demasiado largo, y eso me echa bastante para atrás, aunque poco sé de este. Ya le llegará el turno. Precisamente por eso paso de remakes, porque Dragon Quest V es el de Super Famicom y solo el genuino de Super Famicom. Dragon Quest V de DS es como una imitación adornada pero sin el espíritu del original, sobre todo ya cuando juegos se llevan a las 3D y demás.

Pues, si te soy sincero, yo siempre escogí a Bianca, así que no te sabría decir. Para la próxima vez que me enfrente a él, escojo a Nera / Flora y a ver qué sucede, pero es cierto que con el tema del Héroe Legendario, algo debe cambiar!

Disfruta a muerte de ese auténtico juegazo que es Front Mission y por favor, no dejes de contarme tu parecer sobre él. Un saludo tío.

Pablo Fernández dijo...

¿Así que jugarás al VI? Yo lo empecé hace unos años y no lo juegué demasiado. A raíz de tu comentario lo retomé hoy empezando desde cero. Se ve muy bien, un avance gráfico muy importante respecto al V, aunque en historia de seguro no es mejor. Eso sí, a partir de ahora voy a usar el Fast Foward para las batallas reiterativas que se ganan fácilmente. Sé que me salgo de la experiencia verdadera, pero el tiempo es valioso y hay mucho RPG por jugar. Quiero ahorrarme unas cuantas horas para abordar más juegos ya que también juego de todo en la SNES. Me parece una buena opción el uso del Fast Foward para hacer más disfrutable un juego, y más los Dragon Quest que son leeeeentos. Lo que sí evitó son los puntos de guardado del emulador, respetando los originales. Está buena la sensación de querer ganar para no perder el avance, le aporta reto y gracia a la experiencia. Un saludo Javi.

JaviRPG dijo...

¡Hola Pablo! ¿Qué tal? Así es, estaba más que claro que saldría escogido en la encuesta jeje. Más adelante caerá. Espero que tú también lo disfrutes como se merece. Sin duda es uno de los grandes capítulos de la serie, aunque para mí está por debajo del quinto. Respecto al envoltorio técnico, obviamente es muy superior, pero hay muchas otras cosas que valoro por encima de este. En cuanto a lo del fast forward, soy totalmente contrario a utilizar esas artimañas, pero bueno, cada cual lo enfoca como quiere. En mi caso, además, sería muy poco profesional emplearlas y luego escribir el análisis, ya que como tu dices, distorsionan la experiencia original, yo prefieron vivirla al 100% aunque me reste tiempo para jugar otros RPG. Recuerdo que, muy al principio de los tiempos de la emulación, también usaba algún que otro savestate, pero de eso hace como 20 años, además, puede traer muchas consecuencias negativas para el juego y la vivencia (como usarlos en un mal momento y quedar atrapado ahí para siempre, ya me pasó más de una vez). Sea como sea, disfrutalo y ya me contarás. Un saludo.

Pablo Fernández dijo...

No deja de ser un artimaña, pero es una leve ya que el reto es el mismo. El combate no es más fácil, es el mismo, sólo que no debes esperar que el enemigo haga esa magia que dura una eternidad para volver a atacar. Y como yo rara vez farmeo, no me vería beneficiado tampoco. Yo voy por las mazmorras con el nivel que me tocó y por lo general no he tenido problemas. Para mí sí es una artimaña farmear hasta un nivel excesivo para pasarte un jefe de forma fácil. Yo prefiero perder varias veces, probar estrategias y, si no queda otra, subir uno o dos niveles y volver a probar. Me encanta cuando gano gastando todo recurso y con pocos puntos de vida. Ahí está el equilibrio. Obviamente el Fast Foward hace más ameno un juego y provoca una falsa percepción de la experiencia original. De todos modos tampoco se puede abusar ya que sólo hay que usarlo en combates que sabes que vas a ganar. Con los otros, hay que ir turno a turno viendo cuánto daño te hacen para saber cómo continuar. Entiendo que no los uses porque haces revisiones y eso perjudicaría la percepción verdadera. A mí no me queda otra porque juego a muchos géneros y quiero aprovechar más el tiempo. Hay géneros que hay que jugarlos a una edad porque los reflejos no son los mismos con el paso de los años. Voy para los 40 este año jajaja

JaviRPG dijo...

Sé a lo que te refieres, no es tan hardcore como usar parches de dificultad o similares. Solo digo que en mi caso, si acelerase las batallas y en realidad son lentas, eso no quedaría plasmado en el texto, y no sería nada profesional. Cada cual que enfoque los juegos como le apetezca, dentro de su criterio, pero hay que llamar a las cosas por su nombre. Farmear compulsivamente hasta llegar a X nivel no es una artimaña, es algo completamente integrado en el juego y completamente "lícito", porque no tira de programas externos y se ciñe a las posibilidades que ofrece cada RPG, otra cosa es quien guste más o menos de usar ese sistema. Te aseguro que hay cientos de RPG en los que, como no farmees agusto, no lo vas a terminar. Hay otras estrategias, pero esa es imprescindible en algunos títulos. Hace poco terminé Bravely Default de 3DS, versión definitiva, y vi que llevaba incorporado un sistema para acelerar las batallas. Me quedé a cuadros. No lo usé ni una sola vez. Repito, que es totalmente respetable usar esas triquiñuelas para quien guste, pero no es mi estilo, y creo que esas cosas se van haciendo cada vez más patentes, probablemente derivadas de la sociedad en la que vivimos, la del "todo para ya" y "todo más rápido". Llámame anticuado, pero yo me quedo con el método y ritmo de toda la vida, así es como crecí con los videojuegos y así voy a continuar siempre. ¡Qué bueno! Somos de la misma quinta entonces. Yo cumplí los cuarenta este pasado Mayo :D. Creo que ya lo comentamos. Yo hace mucho tiempo que juego RPG de forma casi exclusiva. Ya no tengo ni habilidad ni nervio suficiente para juegos con dificultad aterradora (y que conste que algunos RPG también la tienen, eh xD)

Anónimo dijo...

Quizá no me expliqué del todo bien. No considero que el farmeo sea algo no legal por llamarlo de algún modo, sino que creo que hay que usarlo cuando es necesario, sino terminas quitándole reto al juego y, en mi opinión, cierta gracia. De hecho, para mí es un mal diseño de RPG cuando te obliga a hacer farmeo. Creo que el juego debe estar diseñado como para que con las batallas que libres en las mazmorras o en el exterior te sirva la experiencia adquirida para lidiar cara a cara con los jefes. Admito que te exija subir un par de niveles, pero no cinco o más. Ahí hay algo que falla a mi entender.
Y sobre los tiempos que corren, yo por supuesto no soy de la idea de acapararlo todo y jugar a las apuradas, pero creo que ciertas mecánicas de RPG de la SNES y NES son un tanto arcaicas y pudieron implementarse de forma más dinámica y amena. Hay claros ejemplos de cosas bien hechas, como Chrono Trigger, que es un RPG por turnos puro pero que lo hace de una forma tan impecable que no ha envejecido para nada mal. Earthbound, cuando el enemigo sabe que puedes patearle el culete porque su nivel es inferior, se aleja de ti y tú optas si combatir o no. A mí modo de ver, lo mejor son los RPG donde los enemigos aparecen en el mapa pudiendo esquivarlos y donde las batallas son dinámicas. Los RPG con modo activo son geniales, se sienten como algo más fluido y más similar a lo que es una batalla real, donde no te van a esperar para atacar.
Reitero, yo no soy de andar a las apuradas y creo degustar los juegos bastante. A los plataformas les dedico su tiempo y juego decenas de veces sus niveles hasta dominarlos, así como a los RPG lo exploro todo y aprecio su historia y diálogos, pero he llegado a pensar que invertirle horas y horas a un plataforma en el que debo jugar desde el inicio cuando me lanza el game over o a un RPG con combates reiterativos a cada paso que das, no me aporta disfrute y me limita a jugar a otras maravillas.

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)