Listado de análisis


domingo, 14 de junio de 2020

Hyrule Historia (Libro)

Como acérrimo fan de la saga The Legend of Zelda desde mis tiernos 12 añitos, cuando la experiencia de terminar A link to the past en mi Super Nintendo dio un giro radical a mi forma de ver y entender los videojuegos, siempre he tenido especial fijación por cada producto que relacionado con la serie. Por su capacidad de reinventarse, por su espíritu indómito, por sus incontables secretos, por Link el gran héroe y la princesa Zelda… y por las grandes e inolvidables sensaciones que cada uno de los capítulos ha dejado en mí, creo que lo que representa la saga más querida de S. Miyamoto en mi vida es una parte muy importante. Una saga que con cada paso ha ido abriendo más su mundo y proporcionando al jugador un nivel de jugabilidad con el que otras, por mucho más adultas o “hardcore” que se consideren, solo pueden soñar. Tal vez en un futuro trabaje a fondo en algún reportaje exclusivamente centrado en los videojuegos de la saga de aventura / RPG por excelencia, pero en el que nos ocupa trataré de exponer las grandes cualidades del que considero uno de los mejores documentos que existen a día de hoy sobre esta serie: el libro Hyrule Historia.

La primeria edición que vio la luz lo hizo en Japón, naturalmente, en el año 2011, de forma casi sucesiva al lanzamiento de The Legend of Zelda: Skyward Sword y con el objetivo de poner la guinda, tras un conjunto de acontecimientos muy especiales (como la celebración de varios conciertos sinfónicos por todo el mundo con la banda sonora de Zelda como protagonista, la aparición de ediciones limitadas de videojuegos y consolas, o la proposición de ofertas especiales) a la celebración del 25 aniversario desde el lanzamiento del The Legend of Zelda para Famicom Disk System hasta llegar al segundo y último título que salió en Wii. Veinticinco años de historias, veinticinco años de resurrecciones y alter egos de un héroe valiente e incansable y su siempre representativo atuendo de color verde que se ha ganado el cariño y la fidelidad de la gran mayoría de los miles y miles de jugadores que alguna vez han tenido el placer de recorrer junto a él la campiña de Hyrule en cualquiera de sus formas, de hacer frente al gerudo Ganondorf o reunir las tres partes de la trifuerza para salvar su tierra del mal. Y por supuesto, 25 años de un prodigio técnico y creativo bajo la dirección de algunos de los nombres más grandes que ha habido bajo el paraguas de Nintendo, como Shigeru Miyamoto, Koji Kondo, Eiji Aonuma, Takashi Tezuka… y muchos más que han dejado su huella en la historia de la saga y de la compañía en general.

Puede que esta reseña llegue un poco tarde, aunque tampoco era mi intención hablar de la obra como algo de actualidad. Han pasado ya casi 10 años desde que fue impresa por primera vez y obviamente, quedan fuera de ella los títulos de la saga que han aparecido a posteriori, pero en cualquier caso, esto no tiene relación necesaria con el enorme interés que pueda suscitar este libro. Hyrule Historia cubre hasta la salida (y de forma muy puntual, además) de Skyward Sword (Noviembre, 2011). En realidad, forma parte de la llamada “trilogía de la diosa”, que se complementa con las entregas de igual envergadura “Arte y artefactos” y “Enciclopedia”, siendo esta que nos ocupa la primera de ellas. Cada una muestra en su portada (en las versiones occidentales) una adaptación del símbolo correspondiente que representa a cada una de las diosas de la mitología del juego (Din, Nayru y Farore), en letras doradas que se desmarcan por su elegancia. Hyrule Historia fue editado por Dark Horse Books en inglés y por Norma Editorial en castellano en ediciones muy cuidadas en todos los aspectos y a un precio bastante razonable si atendemos a su tamaño (31 cm. de alto x 23.6 cm. de ancho x 2.8 cm. de grueso, casi 2 kg. de peso y 276 páginas a todo color), presentación (tapa dura, lomo recio, encuadernado de gran calidad, motivos dorados…) y contenido. Las tres entregas tuvieron bastante éxito, especialmente entre los fans de la saga, ya que contienen muchos datos, diseños y curiosidades exclusivas que no se conocían hasta su aparición, así que es una obra bastante conocida entre los jugadores y se puede conseguir de forma sencilla. Pero más allá de tecnicismos y explicaciones en profundidad, Hyrule Historia nos regala puro y simple ARTE para deleite de nuestros ojos, pero no en el mismo sentido en que lo hace “Arte y artefactos” con ilustraciones, sino a través de bocetos exclusivos, dibujos hechos a mano, documentos originales y conceptos primarios, lo cual me resulta mucho más atractivo aunque quizá no sean tan “bonitos” o tan impactantes en lo visual. Por supuesto, el volumen también contiene mucho texto explicativo, pero no llega ni de lejos a la profundidad que ofrece “Enciclopedia”, lógicamente. Sin duda, el libro hace gala de un descomunal trabajo de material e información ya olvidada, gran parte de ella extraída directamente de los archivos de la propia Nintendo, y este es uno de sus aspectos más interesantes para aquellos que quieran indagar más allá de la propia historia de cada juego o volver a repasar datos ya sobradamente conocidos. El concepto clave aquí es la exclusividad.

Cabe mencionar que circula por Internet, aunque de forma no oficial, un archivo PDF con una traducción desde el original japonés al castellano que se creó de forma amateur antes de que la obra fuese traducida, tales eran las incontenibles ganas de los fans hispanohablantes de poder entender el contenido, aunque también es cierto que el resultado es bastante pobre, ya que no incluye imágenes ni bocetos de ningún tipo, que son la verdadera alma del libro, quedando solo en texto estructurado sin incluir tampoco el manga, otro de los grandes atractivos. Creo que, como leeréis y veréis a lo largo de este reportaje, es algo muy recomendable el hacerse con este tomo porque es una pequeña joya que arroja mucha luz sobre personajes y momentos oscuros de la saga, aunque haya ciertos aspectos, por otra parte, en los que podría haberse profundizado más, y con esto estarán de acuerdo todos aquellos que disfrutaron de los juegos de la vieja escuela. Sea como sea, el libro divide su recorrido en cuatro partes bien diferenciadas, todas ellas estructuradas de forma inteligente y que en algún caso requieren especial atención por parte del lector para no perderse en el maremágnum de datos que ofrecen. A parte, encontramos un prólogo escrito por el mismísimo Shigeru Miyamoto, un hombre al que los amantes de la historia de Zelda debemos muchísimas horas de diversión, entretenimiento, emociones y pasión vividas con cada uno de los juegos que forman parte de ella. En esta parte, habla del Famicom Disk System, del equipo inicial, cosas que finalmente fueron, cosas que se quedaron fuera, y en general, de la meteórica ascensión y evolución que ha tenido la saga hasta llegar a nuestros días, aunque es curioso que omita lo que a mí me resulta lo más maravilloso de todo: que la idea inicial surgió de combinar sus sueños de infancia, su portentosa imaginación, y esas horas de niñez que pasaba jugando por los campos y deseando ser el personaje al que finalmente daría a luz y se convertiría en uno de los mayores hitos de la historia de las consolas. Y es que no hay nada en el mundo como poder hacer realidad los sueños de uno mismo.

__________________________________

El principio de la historia (Páginas 06 a 65) __________________________________


El libro, porque no decirlo, les vino de perlas a los de Nintendo para promocionar su última creación hasta la fecha: The Legend of Zelda: Skyward Sword Aprovechando este clave de actualidad y también el hecho de que la historia que cuenta sea la primera de toda la saga cronológicamente hablando (luego hablaré más en profundidad de esto), una buena parte del libro está dedicada en exclusiva a esta entrega. ¿Excesivo? Pues puede que sí, se nota que quisieron darle mucha prioridad, aunque también es comprensible por el titánico esfuerzo que supone llevar a cabo un juego de tal magnitud. Pero por otra parte, también se puede considerar como hacerle un pequeño “feo” al resto de capítulos, igualmente importantes cada uno en su momento y por sus motivos. Obviamente, la novedad siempre llama más la atención, y los jugadores que aun no le habían metido mano al juego estarían ávidos de nuevas imágenes y conceptos, pero en realidad, esta primera parte se comprende, se enlaza y se aprecia mucho más cuando uno ya ha terminado la aventura. En cualquier caso, la gran calidad de su contenido no se puede discutir, y está a la altura de cualquier producto firmado por los genios de Nintendo. El apartado gráfico de este Skyward Sword, a caballo entre el realismo de Twilight Princess (por el moldeado de sus personajes) y el estilo cartoon de Wind Waker (por el uso del Cell Shading y por las animaciones) da muchísimo de que hablar.


Tomando como punto inicial el diseño de los pelícaros y los personajes principales, en esta primera parte ya se despliega un trabajo exquisito, con muchísimos bocetos y dibujos alternativos para cada uno de ellos, que pone en marcha nuestra imaginación pensando en cómo podrían haber encajado algunos de ellos con otras prendas, con otro peinado, con otros colores... y lo mejor de todo, muchos de ellos son dibujos hechos a mano alzada que hasta el momento no habían podido ser vistos salvo para las personas involucradas en su creación. Es impresionante la cantidad de perspectivas y detalles con los que se creó cada objeto, cada ropaje, cara construcción… solamente ahí hay incontable esfuerzo y cientos de horas de trabajo. También podremos ver bonitas estampas con distintos estilos de dibujo. Aunque este volumen no sea tan profuso en este sentido como “Arte y Artefactos”, todas ellas dan una vida maravillosa a sus páginas, algunas extraídas del juego, otras dibujadas de forma preliminar y básica, y ostentando el desbordante colorido que se puede observar en el juego mismo. Es curioso como algunos bocetos no tienen nada que ver con lo que los personajes o enemigos llegaron a ser definitivamente, e incluso podremos deleitarnos con dibujos de personajes que nunca llegaron a ser usados, algunos realmente divertidos y estrafalarios, aunque en realidad no acabarían encajando del todo en el estilo del juego. Todo un valor añadido. Son de gran interés las anotaciones a mano que hay en la mayoría de los diseños, unas haciendo sugerencias y otras describiendo o aclarando detalles, y también los textos que hacen un pequeño enlace con otras entregas de la saga a partir de varios conceptos. Este gran apartado culmina con una lámina espectacular creada expresamente para el libro y para conmemorar el 25º aniversario de The Legend of Zelda.


__________________________________

La historia de Hyrule (Cronología) (Páginas 68 a 136) __________________________________


Ojo, palabras mayores. Punto esencial y tal vez el mayor objeto de deseo e interés para muchos de los fans que (incluido un servidor) ya crearon sus propias conjeturas y teorías sobre si realmente la evolución de los títulos de la saga Zelda atendían a algún tipo de orden temporal o cronología. Tras la salida de este libro, y respondiendo a muchísimas expectativas y dudas, la gran incógnita quedó desvelada. Fue algo que impactó bastante en su momento en foros, redes sociales, canales… y no es para menos, ya que era algo en firme y oficial. De forma resumida tenemos en una de las primeras páginas de la sección un esquema completo en el que además todo se distribuye por eras y sucesos, y en el que se especifica que, en relación a algunos de estos, existen hasta tres líneas temporales que parten concretamente desde el The Legend of Zelda: Ocarina of Time dependiendo de si Link derrotó o no a Ganondorf, y en las cuales se incluyen de forma ordenada todos y cada uno de los títulos de la saga principal, dejando a un lado obviamente varios spin off como Link’s Crossbow o las entregas que fueron exclusivas para Satellaview. A partir de este preludio, se pasa a desgranar cada uno de los capítulos de la saga, haciendo un excelente resumen de cada uno de ellos, de su principio y su final (con los obvios spoiler que ello supone) e incluso de los personajes más relevantes que en ellos aparecen. Para no perdernos entre tanto relato, es recomendable tener marcada la página del esquema general y fijarnos en los bordes, donde se especifica de qué era y juego se está hablando.


De nuevo, se vuelve a hacer especial hincapié en Skyward Sword, al que el juego dedica más páginas y explicaciones que a cualquier otro. Hay, entre todo, algo que no termina de convencerme. En la mayoría de los casos, y aunque también se agradecen a la vista, predominan muchísimo más los dibujos que las capturas de los juegos, algo que se hace especialmente patente en los juegos antiguos, figurando en algunos de ellos tan solo una o dos pantallas ingame, y creo que no es justo, porque no tendrán la espectacularidad de las entregas más recientes, no habrá FMV ni secuencias, pero al fin y al cabo son historia pura tanto de la saga como del pixel, y su importancia no se puede menospreciar de ningún modo. Del primer The Legend of Zelda, por ejemplo, salvo el mapa, no hay ni una sola imagen. Es algo que, como jugador principalmente retro, me ha decepcionado un poco, mostrando poco interés por el pixel-art de la vieja escuela que es tan digno y necesario como su “evolución” a los polígonos, texturas y motores 3D. Pero en el lado opuesto, si hay algo que me ha fascinado de esta sección es que, aunque los juegos no se crearon con la perspectiva de encajarlos en una cronología, los autores de esta han tirado de toda su creatividad e inventiva para enlazarlos todos y dividirlos de forma muy creíble y, salvo aspectos concretos, muy coherente. Como detalle divertido, en la última página Eiji Aonuma nos pide que disculpemos las pequeñas incongruencias que puedan existir, pero eso no quita que el trabajo que se ha hecho en este aspecto es formidable. Aunque haya tres juegos que aun no se hayan ubicado en ella, la cronología oficial es todo un tesoro contenido en el libro. Esta cronología también se incluiría en el tomo “Enciclopedia”, aunque de forma más esquelética, con menor grado de detalle y con otro ángulo de miras.


__________________________________

Las huellas de la creación (Páginas 138 a 232) __________________________________


Es la parte más extensa del libro y probablemente su principal motivo de existir. La primera página ya nos deslumbra con otra joya digna de admirar: planos, esquemas y storyboards originales dibujados a mano de lo que fue el proceso de creación del primerísimo The Legend of Zelda, y solo eso ya es oro de muchos quilates, sobre todo porque hasta el momento jamás se habían hecho públicas. Todo lo que dije respecto a las imágenes ingame en la sección de cronología no se cumple igual en esta, ya que aquí sí que se dedica un espacio justo a la mayoría de los juegos. Los dibujos coloreados tipo cómic de los primeros son una maravilla, como lo es poder observar la evolución de los personajes protagonistas con tanto detalle y cercanía. Los que encontraremos aquí son los que finalmente formaron parte de alguna entrega, y están todos, desde Link y Zelda (por supuesto) hasta Impa, Tingle, la tribu de los Goron y personajes específicos de cada juego, incluso con algunos diseños preliminares nunca vistos hasta el momento. De nuevo, tengo que reivindicar que estos últimos son los que más valor aportan al libro. Y no solamente personajes, también paisajes y motivos, como las vidrieras del Wind Waker, castillos, paisajes, objetos concretos (con un enorme nivel de detalle junto a sus descripciones gracias a la excelente traducción y su incorporación en las páginas) y barcos y trenes (en el caso del Phantom Hourglass y Spirit Tracks). Todo esto se nos cuenta en orden de salida al mercado de los títulos.


En las últimas páginas de esta sección nos aguardan unas cuantas sorpresas, como las que se centran en el mismo Link, la princesa Zelda y el ladrón Ganondorf, con imágenes que se usaron en los dibujos de promoción, manuales, cajas o posters. No podía faltar un listado de todos los títulos principales de la saga, empezando por The Legend of Zelda y terminando en Skyward Sword, con una pequeña descripción de cada uno, algún dato técnico como los remakes posteriores, el bonito detalle de mostrar varias portadas distintas y remarcando el principal logro de cada uno de ellos. Termina citando de pasada algunos títulos que quedaron al margen de la saga principal, como las entregas BS Zelda o el Collector’s Edition, pero en ningún momento se hace la más mínima mención a los que salieron en formato Game & Watch de aquellos bizarros y desconocidos títulos que vieron la luz en CD-i: Zelda: The Wand of Gamelon (1993), Link: The Faces of Evil (1993) y por último Zelda's Adventure de 1995. A parte del hecho de que poco o nada tienen en común con el sistema de juego que todos conocemos, fueron bastante desastrosos para llevar el sagrado nombre de la saga, y supongo que Nintendo nunca estuvo demasiado… orgulloso de ellos jeje. A modo de epílogo, dejando al margen la última parte (que se puede entender como un extra del libro), unas palabras bastante emotivas de Mr. Eiji Aonuma, director y/o productor de los juegos de la saga a partir de The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Y es que tras leer sus divagaciones… uno no se puede ni llegar a imaginar la colosal y masiva empresa que puede llegar a ser el dar a luz desde cero a un nuevo título de esta eterna saga.


__________________________________

El manga (Páginas 240 a la 274) __________________________________


Con un total de 32 páginas, el manga incluido para cerrar el tomo se podría considerar como el regalo, propiamente dicho, de este. Una exuberante portada a todo color nos lleva de la mano a conocer al dúo autor de esta historia totalmente exclusiva: el equipo Akira Himekawa, formado por las dos dibujantes A. Honda y S. Nagano, que hicieron un gran esfuerzo creativo e imaginativo para crear un trabajo que pudiese considerarse digno de culminar tan atractivo volumen. Una historia que podríamos situar en el inicio mismo de todo, anterior incluso a la que se cuenta en Skyward Sword. El dibujo de las viñetas es precioso y el trazo limpio e inocente en las primeras, y más oscuro y adulto en las siguientes. Una lástima que (en la línea de diversos mangas japoneses) tan solo las ocho primeras páginas estén presentadas a todo color. El resto se muestra en blanco y negro con estilo más clásico del país del sol naciente. Y cuando menciono las ocho primeras páginas me refiero a las últimas del libro, ya que el manga está escrito en sentido de lectura oriental, es decir, para leer de derecha a izquierda. En él, aparecen personajes totalmente nuevos salvo la diosa, el pelícaro y Link, que se nos presenta como un héroe derrotado al principio, pero jamás hundido, mucho más duro y castigado de lo que solemos verle en los juegos, y que por motivos del destino, acaba llevando sobre su espalda el peso de la liberación de su pueblo frente a la invasión de un ejército de demonios. Es una historia que viaja muy rápido saltando detalles innecesarios, pero resulta cautivadora, y también su argumento tiende a ser más adulto de los que podemos disfrutar en los videojuegos, con un final abierto y muy conmovedor.


__________________________________

Conclusión __________________________________


No me queda mucho más que decir a parte de lo ya mencionado, solo enfatizar el hecho de que Hyrule Historia es un tomo que todo fan de la saga The Legend of Zelda debería tener en su estantería por muchos motivos, por sus hermosos diseños y láminas, por el cariño con el que todas las explicaciones y descripciones han sido incluidas, por su traducción (incluido el manga de 32 páginas) y para conocer, en general, más sobre una de las sagas más legendarias de la historia que ha sido capaz de respaldar y hacer honor con cada uno de sus capítulos a un gigante como Nintendo, que siempre ha puesto sus más absoluta confianza en ella para que las expectativas ante cada nuevo capítulo siempre hayan sido ampliamente superadas. La cronología y su esquema principal, con la descomunal tarea de enlace y relación entre distintos capítulos, es digna de ovación, ya que su descubrimiento al gran público fue todo un hito. Solo veo una gran omisión, a parte de las pequeñas ya citadas en los párrafos anteriores. El libro no dedica ni siquiera una mínima parte de sección al apartado musical, y creo que con ello la obra hubiese sido mucho más perfecta y redonda, porque pienso firmemente que The Legend of Zelda, aunque no sea el apartado que más se reconoce a nivel mundial, no se puede concebir de ningún modo aislado de su banda sonora. Soy consciente de que es un aspecto complicado de describir con palabras y probablemente no es el mejor formato, pero aun con todo, habiendo tanto trabajo compositivo, tanto tema exclusivo de cada título y todas esas melodías que han pasado para siempre a la historia (como la que ambienta la mágica campiña en los primeros, el tema de Zelda, etc.) creo que sería un apartado que podría dar para muchísimas páginas hablando de equipos, compositores, instrumentación, rarezas, análisis, influencias, orientaciones para cada juego… Eso, o que nos sorprenderán con un nuevo tomo centrado sobre todo en el aspecto musical y sonoro. La verdad es que lo veo difícil… pero me gusta poder pensar que algún día sucederá.

Ficha técnica:
Título original: ハイラル・ヒストリア ゼルダの伝説 大全
Título en castellano: The Legend of Zelda: Hyrule Historia
Edición: 274 páginas, tapa dura
© Traducción de Traducciones Imposibles, 2016
Publicado originalmente por Editorial Shogakukan Japan (21 de Diciembre de 2011)
© Norma Editorial, 2013
Colección Ilustración Manga
ISBN: 978-84-679-1301-9
P.V.P: 29,95.-€

__________________________________________________________

Artículos Relacionados con este libro

__________________________________________________________

2 comentarios:

Yeray dijo...

Gran artículo de un gran libro

JaviMetal dijo...

¡¡Graciaaaaas Yeray!! A mí me gustó muchísimo. En cuanto vi la presentación tan lujosa que traía, me hice con él corriendo, como gran fan de la saga que he sido siempre. Y sin ser perfecto, la verdad es que cubrió mis espectativas. Si tu también has tenido la suerte de disfrutarlo, me alegro mucho. Un pequeño tesoro casi imprescindible para entender más a fondo que nunca el universo Zelda. ¡Un saludo!

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)