Listado de análisis


sábado, 11 de abril de 2020

Mystic Quest (Game Boy, Action RPG)

Mystic Quest - Caja Pal EspañaComo todas esas grandes historias que nos han cautivado a lo largo de los años, como todos esos RPG que han dejado una profunda huella en nosotros y cuya leyenda se ha extendido hasta llegar a estos años presentes, incluso trascendiendo a sus propios orígenes y llegando a eclipsar en las brumas del tiempo a los títulos que hicieron grande la serie… la saga del Mana también tuvo un comienzo, tal vez no tan masivamente valorado y querido como los dos sucesores que vieron la luz en Super Nintendo, pero aun así un juego que impuso unas bases muy sólidas para el crecimiento de la saga título a título, y una personalidad tan fuerte que claramente lo destacó, por muchos motivos, de entre todos los RPG existentes hasta aquel momento en la primera Game Boy. Un juego en donde sus creadores sabían a dónde querían llegar. En su mecánica encontramos muchas influencias de otros grandes del género, pero sin duda Seiken Densetsu, o como es conocido en Estados Unidos y Europa respectivamente, Final Fantasy Adventure / Mystic Quest, supo manejar estos elementos con gran inteligencia, puliendo aspectos y haciéndolos brillar con luz propia en un cartucho que vale su peso en oro.

Mystic Quest - Título RPGEn comunión con algo muy especial que estoy preparando para el blog, creo que era el momento perfecto para desgranar esta joya con todo detalle, y desde luego os puedo asegurar que las vivencias que he tenido con este RPG han sido del todo inolvidables. Y es que cuando uno piensa en un juego de rol para la primera portátil de Nintendo, muchas limitaciones pueden venir a la mente. Pero Seiken Densetsu las trata con tal maestría y dominio, que hace gala de una fluidez, una jugabilidad y Mystic Quest - Cascadauna capacidad de adicción gigantescas y además (y esto es uno de sus puntos fuertes) busca en casi todo momento hacer aflorar las emociones del jugador desde la primera toma de contacto. El mejor amigo del héroe yace en el suelo, agotado y moribundo. Él es uno de tantos gladiadores que van a caer, cautivos y obligados por pura diversión del señor oscuro a disputar combates con furiosas bestias en su castillo a cambio de conservar la vida. Con sus últimas fuerzas, advierte a nuestro Mystic Quest - Cima montañaprotagonista de que el mundo está en grave peligro. El flujo del Mana está enfermando, y esto es debido a la imparable corrupción de los espíritus de las personas. La sombra del antiguo imperio Vandole, que en el pasado utilizó el poder del Mana para someter al mundo, todavía planea amenazante sobre el mundo. Con pocos descendientes vivos de la familia que protegió el árbol del Mana y con los caballeros Gemma Mystic Quest - Cloacascasi desaparecidos, nuestro personaje, tras su heroica fuga del castillo, emprende con la ayuda de Bogard y Cibba una grandiosa odisea en busca de la legendaria Excalibur, la única arma con la que puede hacer frente a los malévolos planes de Dark Lord. La primera escena nos cautivará de lleno por su inesperada profundidad, pero esto solo será una pequeña muestra de las sensaciones que este RPG va a dejar en nosotros a través de sus situaciones, diálogos y personajes, con los que logra que Mystic Quest - Columnascreemos una gran afinidad. Los momentos emotivos pueden llegar de repente en forma de muerte, visiones, crueles destinos impuestos o entrañables personajes como el robot Marcie y su lacrimógeno adiós. Y es que como he dicho al principio, aunque Seiken Densetsu tome muchos elementos de mecánica ya presentes en otras aventuras como Neutopia, Golden Axe Warrior o el mismísimo The Legend Of Zelda, lo enfoca todo más claramente hacia el Action RPG. Las Mystic Quest - Cumbres nevadasconversaciones, al igual que sucede con el guión en general, cobran mucha importancia. Mientras los otros juegos nombrados toman como base la acción pura y dura, en Seiken Densetsu es algo fundamental hacer acopio de información y conversar varias veces con los personajes, y todo ello hará que nos sumerjamos muchísimo en la aventura, que además, con su ardiente ritmo, nos atrapará sin remisión desde los primeros minutos.

Mystic Quest - Enano compañeroSus gráficos son una auténtica preciosidad monocromática en miniatura. Los austeros campos áridos en donde empezarán nuestras andanzas se van refrescando poco a poco, van cobrando cada vez más riqueza gracias a la excelente utilización de los recursos y elementos que se van incorporando como plantas, palmeras, fósiles, minerales, montones de nieve… y esto a su vez hace que cada uno de los parajes que visitemos cobre una identidad muy diferenciada del resto que nos Mystic Quest - Desiertoayudará a orientarnos dentro de su gigantesco mapeado de 16x16 pantallas, todo un lujo que garantiza una larga duración. Tan pronto nos encontraremos en un inhóspito desierto, en cumbres nevadas, en grutas subterráneas para de repente aparecer en luminosos exteriores, o en las imponentes alturas de una torre observando a nuestro alrededor el cielo nublado. En estos precisos momentos, uno se pone a imaginar lo que podrían haber sido con unas gotas de color, si ya de por sí Mystic Quest - Fósilesson increíblemente bonitos y realizados con tanto gusto. Los personajes, con buen tamaño, gozan de gran cantidad de detalles y en este apartado, para quienes ya conozcan los capítulos posteriores, vamos a ir de sorpresa en sorpresa, reconociendo gran parte del elenco de habitantes y enemigos que tuvieron aquí su nacimiento, como los clásicos conejos, anémonas, calabazas, búhos, zombis… con un diseño que derrocha fantasía y originalidad a partes iguales, también amigos como Watts o Mystic Quest - Holy Landpueblos como Wendel y Jadd. De hecho, los enemigos en pantalla también nos servirán de guía, ya que existe una grandísima variedad relacionada con cada zona del mundo. Estos, además, reviven cada tres pantallazos (que es el sistema de scroll utilizado), como sucedería también en la tercera entrega. Mención aparte merecen los espectaculares jefes finales, algo que con el tiempo se convirtió en marca de la casa. Aquí lucen un tamaño enorme, muchos de ellos contando con buenas Mystic Quest - Wendelanimaciones y alegrando nuestra vista con unos diseños portentosos y una personalidad arrebatadora, desde el dragón bicéfalo que nos lanza fuego desde su lago o para alucinar más todavía… el Fullmetal Haggard que posteriormente haría las delicias de todos en Seiken Densetsu 3. Aparte, incluye un montón de seres mitológicos, como el vampiro, la hidra, una quimera o un indestructible golem, y a veces cada uno de ellos supone la culminación de una sub-trama, como algunas Mystic Quest - Huevode mis favoritas: la misteriosa mansión o Amanda y el pendiente o la infiltración en la nave enemiga. Vamos a disfrutar muchísimo de estos combates porque además tienen la particularidad, como una de las mayores bondades de este juego, de poseer una dificultad tremendamente equilibrada que nos permitirá apreciarlos con todo detalle y acabar con ellos sin dejarnos los nervios por el camino.

Mystic Quest - Puente cieloY esto último es algo que se puede extrapolar a todos los aspectos jugables. Si bien en los primeros niveles tendremos que ir con mucho ojo ante los enemigos, en cuanto nuestra experiencia comience a crecer y nuestro dominio del control se haga patente, tan solo tendremos que usar algo de estrategia y mantener las distancias, ya que el sistema de detección de golpes sorprende por su exactitud, pero también aprender con qué armas atacar a cada enemigo y utilizar con cautela las magias. Para Mystic Quest - Interruptoresequiparlas, al igual que sucede con los objetos, dominaremos el intuitivo sistema casi de inmediato, al igual que sus sencillo y rápidos menús que no entorpecen el vibrante ritmo de acción. Ante el escueto tamaño del inventario, es cuestión de llevar lo estrictamente necesario, porque las partes de acción son comedidas y raramente nos faltará de nada (llaves, curas, ítems ofensivos, picos…) y gracias a la Mystic Quest - Lateral barcoevolución de nuestro personaje, armas y magias irán sustituyendo a varios objetos mientras el frenético ritmo de la aventura sigue avanzando y haciéndose cada vez más vibrante. En ciertos momentos nos aprovecharemos de la ayuda de un compañero asignado por la historia. Estos, afortunadamente, no sufren los ataques de los enemigos, pero sí nos serán de gran utilidad, ya que cada uno posee cualidades únicas, como recuperar nuestro HP o MP, montarnos en su grupa (ahí tenemos a Mystic Quest - Marcianuestro adorable chocobo), darnos pistas o legarnos alguna magia. Sus ataques también supondrán un alivio a la dificultad de ciertas zonas. De hecho, un modo multijugador como el que presentaron sus sucesores habría estado genial, pero se pueden comprender las dificultades y limitaciones de la consola. Continuamente en búsqueda de la eterna secuestrada (uno de los personajes principales de la Mystic Quest - Oasisaventura), nuestro héroe recorrerá oscuras mazmorras razonablemente laberínticas y plagadas de los enemigos más variopintos, que tampoco dudarán en hacer uso de sus poderes mágicos, como petrificación o estado Moogle, creando interesantes efectos como el Dark. Pero como digo, todo, absolutamente todo en el juego está milimétricamente calculado, y esto le da un valor jugable inmenso. Los laberintos aprietan pero no ahogan, los puzles de estos tan solo requieren una pizca de ingenio, las Mystic Quest - Pasarela maderamarabuntas de enemigos son superables con paciencia, y la curva de subida de nivel es excelente. A poco tiempo que dediquemos a fortalecer a nuestro protagonista, notaremos unos resultados muy convincentes. La forma de alternar entre momentos de acción pura y las visitas más relajadas a los pueblos y castillos es prácticamente perfecta, manteniendo un ritmo de aventura frenético, sin parones excesivos, sin Mystic Quest - Puerta cerradamomentos de desorientación, dándonos a partir de las 2/3 partes del juego una libertad maravillosa para explorar toda su extensión, en donde podremos encontrar gratas sorpresas, objetos ocultos, magias inesperadas y lugares escondidos que incendiarán nuestra imaginación y nuestras ansias por explorar la gran variedad de parajes de fábula, pudiendo salvar la partida en cualquier momento que nos plazca.

Mystic Quest - PuzleYa que el juego no goza de exuberante colorido, uno de los aspectos más reconocibles de la saga, se potencia aquí la banda sonora con una selección musical de auténtico lujo que acompañará cada paso de nuestra aventura. En el primogénito de esta inmensa saga, fue Kenji Ito quien se encargó de este apartado antes de que Hiroki Kikuta tomara las riendas en los venideros, y no se puede negar que hizo un trabajo fabuloso, un apartado que es totalmente inseparable del resto y que termina de encender la llama en los momentos más tensos o más emotivos, Mystic Quest - Símbolo mágicoporque su registro estilístico abarca todos estos momentos y más. Los réquiems en las amargas despedidas, las fabulosas y épicas canciones que acompañarán la gesta del héroe o incluso los perturbadores silencios donde estas deberían estar, como en la inquietante entrada a Jadd por primera vez, que causa un ambiente frío y tenso. Hasta en los pequeños detalles hay buen gusto a borbotones. La genial adaptación de la clásica tonadilla de los chocobo, o cuando “mooglean” a nuestro personaje serán sin duda capaces de sacarnos una sonrisa a quienes amamos el universo Seiken Densetsu o veneramos, en general, a Square. Todas Mystic Quest - Subterráneosellas encajan maravillosamente con cada situación, y algunas de estas serían inconcebibles sin su acompañamiento. Lo hacen todo más profundo, más triste, más épico o más misterioso, y gracias al nivel de exploración que se nos permite, podremos descubrir alguna que otra exclusiva de ciertos lugares. Se puede decir que otorgan una dimensión mucho mayor a la ya de por sí innegable grandeza de este título. En los enemigos, van a poner a caldo nuestra tensión. Se me ha quedado en el recuerdo, por ejemplo, la encarnizada batalla con la Medusa ante un tema que desborda Mystic Quest - Torrevirtuosismo y peligrosidad en uno de los momentos más intensos de acción de todo el RPG. Lo que más me ha gustado de estos temas tan veloces es que su estilo tiene mucho apego por la música clásica, en la cual se inspiran claramente; a pesar de los limitados tonos de Game Boy, a nivel compositivo ya se puede observar aquí un estilo muy destacado de la gran mayoría de RPG del momento.

Mystic Quest - Final boss Dark LordMi última experiencia con la Game Boy clásica fue junto a un juegazo llamado God Medicine que me dejó unas sensaciones gratísimas, pero con este Seiken Densetsu estas se han expandido considerablemente. Es una espinita que tenía clavada, y que por fin me he sacado con enorme satisfacción por haberlo terminado por fin, por haber vivido momentos con él realmente intensos que difícilmente uno podría encajar en un juego para la portátil, emotivo hasta el mismo final en que la Mystic Quest - Fin / The Endvoluntad del héroe comienza a quebrarse, a perder la fe en su misión, pero un nuevo y definitivo arranque de coraje le lleva a acabar definitivamente con el diabólico Dark Lord y a reunirse con su destino de caballero. Y son en definitiva esos momentos con tanta fuerza de contraste, con tanta empatía hacia el jugador, los que harán que mi memoria retenga para siempre esta inconmensurable aventura que sin duda pide a gritos ser jugada una y otra vez.

Mystic Quest - Puntuación

- Lo Mejor Del Juego: Aparte de su fantástica y extensa banda sonora, esos momentos emotivos que consiguen llegarte muy adentro. La variedad de armas, magias, diseños, final bosses y su duración.

- Lo Peor Del Juego: El constante cambio de armas en algunas zonas puede ser molesto. Inventario muy reducido. Hay objetos y magias poco útiles. Algunas músicas de mazmorra son cargantes.

__________________________________________________________

Artículos Relacionados con este RPG

__________________________________________________________


__________________________________________________________

La Música de este RPG

__________________________________________________________

Las cerca de 20 horas de acción sin igual que pasaremos junto a esta épica obra no podrían ser percibidas de la misma forma sin una banda sonora tan grandilocuente e inspiradora como que que podemos escuchar aquí. Temas que realmente brillan por su calidad compositiva, y es que el verdadero ingenio y la creatividad de Kenji Ito supo ir más allá de las limitaciones del chip sonoro de Game Boy para crear un estilo musical que sentaría las bases para futuras entregas.

In search of the holy sword. Con el avance de la trama, nuevas músicas saldrán a nuestro paso hasta llegar al mismo final. Así, cuando ya estemos saciados de escuchar la canción que nos llena de ánimos durante la primera parte en los inhóspitos terrenos exteriores, durante la segunda parte podremos escuchar esta composición hecha de pura épica que me ha resultado todavía mejor, más brava, con un ritmo más contundente y con un aura mucho más épica, convirtiéndose en una de mis favoritas del juego.



Final battle. Y más adelante, las sorpresas en forma de composición no dejarán de caer. La batalla final contra Dark Lord es una de las más difíciles y trepidantes que disfrutaremos, y este acompañamiento no hace más que enarbolar su tremenda épica y la tensión que representará este duelo del que dependerá la salvación del mundo. Podemos apreciar una influencia notable de música clásica, con montones de escalas durante su recorrido y un virtuosismo que alegrará nuestros oídos.



In sorrow. El propio título del corte ya nos indica para qué momentos es el más adecuado, y ciertamente logra ponernos un nudo en el corazón. Y es que en este RPG abundan momentos oscuros y sentimentales que se disfrutan con más profundidad con ella de fondo. Su suave vaivén y su espíritu de requiem será nuestro acompañamiento en esas crudas despedidas y momentos desesperados. Su sencillez sonora no es óbice para que llegue a ser una de las que más apreciaremos.



Let thoughts ride on knowledge. Esta melodía puede servir para evocar grandes recuerdos, o para contar una historia tan fantástica como la que cuenta el origen del Mana. Curiosamente, me recuerda por su ritmo y su estructura a las notas que toca el bardo en Final Fantasy III. Sus sutiles pero perceptibles cambios de velocidad le dan un toque muy especial, un aura más mística por si el tema ya no lo es bastante de por sí: sus arpegios pueden llegar a evadir nuestros pensamientos.



Legend Forever. Las despedidas siempre tienen un regusto tristón, y habrá que esperar al momento de decir adiós a la aventura para encontrarnos con esta, que con sus más de tres minutos de duración es, de lejos, la más larga del juego. Aprovecha su duración para, sin salir de la suavidad que desprenden sus tintineos, tocar varios registros y claudicar el juego por todo lo alto, al tiempo que más líneas se añaden a su melodía principal para la última parte, mi favorita, con ese final in crescendo que es puro placer auditivo, incluidas las últimas y dulzonas notas.

4 comentarios:

Petalatorre dijo...

El Sword of Mana de gba era un remake de este verdad?

JaviMetal dijo...

¡Hola Peta! Pues sí, ahora que lo dices es un remake de Seiken Densetsu que salió para Game Boy Advance. Lo cierto es que no lo he nombrado porque no me interesan lo más mínimo los remakes y no lo recordaba, pero buen dato, ¡gracias! Un saludo.

Petalatorre dijo...

Mas que nada es porque soy pésimo en inglés y esa versión esta en castellano

JaviMetal dijo...

Hola Peta. Para el Mystic Quest original, existe un parche para traducirlo al castellano que puedes descargar en la sección de Game Boy, así que por esa parte no ha problema.

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)