martes, 15 de mayo de 2012

Golden Sun (Game Boy Advance)

Vino dispuesta a comerse el mundo, con una capacidad técnica muy superior al resto de portátiles existentes, hasta el punto de declararlas obsoletas. Y aun a sabiendas de lo que era capaz Game Boy Advance, hubo un juego, aparecido en sus primeros años de lanzamiento, que sorprendió al mundo entero. Vaya vaya con los señores de Camelot, menuda genialidad se sacaron de la manga. Golden Sun es una fantástica aventura, en todos los sentidos, nacida del buen hacer de la alianza de Nintendo con los citados Camelot Software Planning. A pesar de que por el historial de títulos producidos por esta compañía en la segunda mitad de su vida pudiese parecer una second party de Nintendo, lo cierto es que anteriormente fue una compañía que trabajó en exclusiva para Sega, contando en su haber con todos los títulos existentes de la saga Shining Force. Ha pasado mucho tiempo desde aquello, y aunque cuando Golden Sun vio la luz todavía estaba reciente el último capítulo de la saga Shining, decidieron hacer borrón y cuenta nueva, salvo algún flashback gráfico y ciertas reminiscencias en la banda sonora que casi podrían tildarse de casuales.

Es así muchas veces como nace una gran saga, a partir de la nada, sin utilizar la sólida base que alguna otra serie de títulos famosa pudiese proporcionarle. Y Golden Sun llegó para triunfar, por una serie de elementos que lo hacen único y nos dejaron a todos embobados a principios de la década pasada… y ya ha llovido desde entonces, pero sigue siendo, probablemente, el mejor RPG para la portátil. En un primer y torpe examen, basándonos en el tratamiento de sus gráficos, podríamos establecer comparaciones con algún título de Super Nintendo, uno de aquellos que
exprimieron al máximo su chip gráfico como Star Ocean o Tales of Phantasia. No hace falta adentrarse en él mucho tiempo para darse cuenta de que, por sus gráficos renderizados, llenos de volumen y belleza plástica, está más cercano, sin cambiar de consola, de juegos como Treasure Hunter G o Super Mario RPG, siempre preservando ese aire lleno de clasicismo. Sea como sea, opiniones y comparaciones al margen, no hay duda de que todo lo visual que hay en él impacta, desde la curiosa constitución de sus personajes, que en ocasiones me recuerda a la de
aquellos míticos juguetes de Playmovil, hasta el efecto plastilina de muchos enemigos, todo envuelto en una singular paleta de colores que aporta más personalidad si cabe. Cada vez es más extraño encontrarse con algún RPG con tal variedad de pueblos; Golden Sun hará las delicias de aquellos a los que, al igual que a mí, les encanta visitar a lo largo de la historia multitud de pueblos con características y anécdotas propias. Y no solo por como lucen por fuera, pues visitar sus interiores también es una auténtica pasada, solo hay que fijarse en los detalles
de cada casa, en sus paredes, y de cómo el calor de la luz exterior entra por cada ventana. Además, si los exploramos concienzudamente, seremos recompensados con algún que otro secreto, sea un nuevo Djinn o sencillamente un lugar oculto a la vista de esos que tanta satisfacción produce encontrar. Será en estos poblados normalmente donde la trama principal de la historia de deshilachará en varias sub historias que ayudarán a mantener el interés en todo momento, y eso se nota a la hora de avanzar. Sea en las peligrosas minas de Altin, zarpando con el barco desde Kalay o sin ir más lejos, la historia de la maldición de los árboles (uno de
los tramos que más me ha gustado por su originalidad), los guionistas demuestran en todo momento su creatividad, sobre todo a la hora de enlazarlo todo con el hilo principal, que sin esconder el uso de algunos clichés habituales del género, nos cuenta una historia en la que se mezcla de forma genial magia, ciencia y una extraña combinación de ambas llamada la alquimia, que no es sino el objeto de deseo de aquellos que nos harán la vida imposible en nuestro camino.

El estilo con el cual se desarrollan los diálogos de todo el juego es uno de los aspectos que más me ha llamado la atención. De una forma natural y sencilla, cada conversación nos aporta información muy concreta sobre nuestra aventura, pero a la vez se lleva adelante con cierto grado de informalidad que la hace más cercana. Me refiero sobre todo, al detalle con que todo está relatado, añadiendo en muchas ocasiones detalles mundanos e innecesarios a los diálogos que, lejos de
molestar o entorpecer la lectura, añaden riqueza y solidez a la historia. Y una gran ventaja para los que no dominen el inglés es que fue traducido de una forma más que digna a nuestro idioma. Con todo, hay que remarcar que, quien quiera enfrentarse a este magnífico RPG, ha de estar preparado para dedicar muchas horas a leer con tranquilidad, pues entre tal cantidad de texto se encuentran las claves para avanzar en la aventura y perder alguna de estas puede significar también perder el rumbo,
sobre todo por la cantidad de objetos imprescindibles que hay que encontrar a lo largo del, por otro lado, enorme mapeado por donde pasaremos gran parte del juego, a lo largo del cual patearemos kilómetros, representado de una forma similar al modo 7 de Snes (aunque no tan efectivo) en una vista más alejada de lo normal, buscando nuevos lugares para encontrar nuevas pistas, pero también combatir para fortalecer a nuestros personajes.

A pesar de que, tras horas y horas de combate, cuesta más apreciarlo por la saturación acumulada, nos encontramos ante otro de los puntos clave del juego. A parte del clásico ataque simple de toda la vida, a la hora de abatir a los enemigos que encontremos en el mapa general y mazmorras (siempre de forma aleatoria e invisible) la lista de posibilidades se multiplica hasta cotas insospechadas. Por una parte, contaremos con las magias, o mejor dicho, ataques de psinergia que, consumirán nuestra barra de esta particular habilidad mágica que tan solo nuestros héroes y unos pocos más poseen. Por otra parte, los Djinn serán
nuestros aliados en batalla. Nos guste más o menos, es innegable que el fenómeno Pokemon tuvo su influencia en ellos. Son unos singulares seres elementales que nos apoyarán dándonos la posibilidad de invocarlos en batalla para desencadenar espectaculares y devastadores ataques que también van ligados a representaciones gráficas impresionantes, dignas de ver, con todo tipo de trucos como llamativos efectos de partículas, lo que se une a la espectacularidad general de los combates, unos de los más dinámicos y espectaculares que he visto en un RPG bidimensional: hablo de, entre otras cosas, espectaculares rotaciones
en 3D con un movimiento extremadamente suave, con unos entornos que realmente reflejan el tremendo trabajo en este aspecto, renderizados y suavizados, muy agradables a la vista y que varían dependiendo del lugar en donde nos encontremos, con el colorido habitual al que nos acostumbra el juego. Esto es algo que en verdad se agradece, pues son muchas horas las que habremos de pasar combatiendo, sobre todo en las últimas mazmorras (sin llegar a la enfermiza obsesión de juegos como Tales of Phantasia).

Entre 40 y 45 horas de juego en total para un RPG de portátil no son cifras para tomar a broma, pero cuando se disfrutan de esta forma, todavía desearíamos más. Todo en Golden Sun transcurre fluido, sin trompicones ni tramos insufribles o que se hagan aburridos y a todo esto contribuye en gran medida su adorable y variada banda sonora, compuesta por el veterano Motoi Sakuraba. Citar las obras completas de este señor nos podría llevar horas y casi tanto espacio como ocupa este análisis, pero valga decir que sin su trabajo, las sagas Tales, Star
Ocean, Baten… simplemente no serían lo mismo. La cantidad y calidad de las melodías es impresionante. Sin ir más lejos ya, la melodía de título se ha convertido en un emblema de la saga, incluso siendo de lo más normal que podemos encontrar. En el apartado de música del blog podéis encontrar algunos ejemplos. La cantidad de lugares místicos con los que nos encontraremos, como el bosque, la zona helada o el templo Sonne han sido sabiamente acompañados con melodías llenas de misterio. Puede que sea solo cosa mía, pero las más aventureras y épicas
(aunque estas últimas no predominen) me han recordado por la forma en que están compuestas a alguna de Illusion of Time, sin que en las demás haya encontrado una clara referencia a otros juegos. Un detalle interesante es que, contando con nombres imaginarios, se ha dado a ciertos pueblos aspectos y costumbres que nos transportan imaginariamente a lugares reales de nuestro mundo. La música, en estos casos, también ha sabido plasmar esa esencia de cada pueblo, contando Xian (basado en algún pueblo asiático), Kalay o los desiertos… (de aspecto árabe) con
melodías acordes, tanto estilos orientales como de corte arábigo, todas vinculadas estilísticamente a la música tradicional de los países a los que hacen referencia. Sin embargo, también hay espacio para aquellas más melancólicas y lacrimógenas, que son normalmente las que más suelen gustarme por la profundidad e intimidad que añaden a los lugares y situaciones.

El tiempo ha jugado una mala pasada a mi memoria (y es que 10 años desde la primera vez que lo jugué no pasan en balde), pues pensaba que su final dejaba todos los cabos atados. No quisiera desvelar nada más de lo necesario, pero es obligatorio señalar, para no llevar a confusión, que este Golden Sun es tan solo la mitad de una historia completa que queda totalmente narrada solo cuando se juega a su segunda parte: Golden Sun: La Edad Perdida. Próximamente para vosotros en El Pequeño Rincón de los Grandes RPG.

- Lo Mejor del Juego: Su apartado gráfico fue muy innovador. La gran variedad de situaciones en la que nos encontraremos. El dinamismo de los combates.

- Lo Peor del Juego: La sensación de quedarte a medias con el inesperado y demasiado repentino final. Los desplazamientos pueden ser algo lentos.

13 comentarios:

LibreDelSur dijo...

Este juego me encanto en su dia, no estaba tan acostumbrado al ActionRPG y fue un buen comienzo. Buena reseña hermano! Y ya que estamos, en estos dias publico varios articulos sobre RPG. Espero tu comentario, que siempre viene bien al debate. Abrazo!

Skeith dijo...

Me ha gustado mucho tu análisis Javi, no habia caido en el pequeño parecido que tienen los personajes con los playmobils jaja.

Y la verdad es que también le encontré cierto parecido al uso de Djins con los pokémons solo que en este caso lo veo más serio y más poderosos.

Pues nada colega, sigue así y ya le daremos al Golden Sun 2: La edad Perdida que yo también me quede a medias.

Ya nos leeremos ;) Saludos.

JaviMetal dijo...

Muchas gracias a los dos :)

@LibreDelSur: Es un buen ejemplo de juego para iniciarse en el género por su relativa sencillez, tanto de avance como de manejo. Estaré atento a Pixfans, que siempre pasa el tiempo y llego tarde a los debates, pero me interesan mucho tus artículos, dejame un aviso cuando los publiques. Un saludo.

@Skeith: Es curioso, pero con el volumen que se les ha dado, tienen un aire a aquellos muñequitos. La influencia directa de los Pokemon es clara en el concepto, pero han sabido darles la personalidad justa para desligarlos de estos. Hay ortos RPG donde aparece el término mitológico Djinn, como Seiken Densetsu 3, por ejemplo.

peta dijo...

ya me extraño que pusieras que tenia un final cerrado xd

( soy el anonimo del analisis del golden axe que decia que jugaras a ambos seguidos )

genial analisis, este es uno de mis rpg favoritos de siempre y eso es mucho decir
(eso si, como el terranigma ninguno)

JaviMetal dijo...

Es verdad, pero como ya dije, hace ya más de 10 años que lo jugué y me ha fallado la memoria (ahora lo he corroborado jeje). Se podría decir que es entendible, pero no suficiente por sí solo. Pido disculpas por la confusión, muy pronto haré la review de la segunda parte. Es un juego con tanta personalidad que siempre me ha encandilado. Simplemente dejo pasar un tiempo para evitar una posible saturación de Golden Sun y poder valorarlo con toda justicia.

¡Un saludo!

peta dijo...

por cierto si no recuerdo mal si consigues todos los djinn de ambos juegos podras acceder a una mazmorra aparte, pero no estoy seguro

Firewings 07 dijo...

Ah este juego, la primera vez lo jugue en su formato original (via gameboy advance de un amigo que me lo presto) despues a falta de otra mejor opcion lo emule y jugue en mi pc, ahh que gratos recuerdos, mi melodia favorita es la que suena cuando estas en el barco yendo hacia otro continente o isla..no recuerdo que ya tiene años que lo jugue.
Comparto contigo el sentimiento y sensacion que te deja el bosque de Kolima, esa melodia que te da esa sensacion de misterio y melancolia, ahh como disfrute esa parte del juego.

Igual otro de esos juegos maravillosos al que le debo mas tiempo, pues tampoco pude terminarlo, y no he querido jugar la segunda entrega para no saltarme la historia y spoilearme...a ver cuando le dedico tiempo porque ganas no me faltan

JaviMetal dijo...

Golden Sun es un juego 100% disfrutable que se ha de saber jugar como toca, con calma, apreciando detalles. Quizá su mecánica y sus opciones, menús, etc, pueden recordar a otros juegos, pero cuando lo terminas, te das cuenta de que tiene una personalidad propia arrolladora. Eso sí, si piensas embarcarte en la segunda aventura, hazte primero con esta, es algo imprescindible.

HijodelTrueno dijo...

Hola tus análisis y gustos son respetables, me gusta tu pagina. Bueno, apropósito de este excelente juego, quería pedirte que probaras YS seven y YS oath in felghana e hicieras tu analisis.

JaviMetal dijo...

Gracias por tu comentario. Para Ys Seven tendría que buscar algún emulador que funcione realmente bien, ya que no tengo PSP. Ys: The Oath in Felghana es un refrito de Ys III, no analizo remakes, aunque algún día no muy lejano aparecerá por aquí Ys III versión Super Nintendo. Un saludo.

HijodelTrueno dijo...

Pues no sabia que YS The Oath in Felghana era un refrito del YS 3 pero lo acabo de añadír a mi colección con textos en español. Gracias por el dato, si juego algún rpg que no hayas analizado te informare.

JaviMetal dijo...

Supongo que introducirá muchos cambios debido al tiempo que ha pasado entre el original y la versión, pero lo desconozco. Estoy familiarizado con la saga, pero salvo el 3 no he jugado a ninguno. Pienso jugar a largo plazo a los dos primeros Ys en sus versiones originales.

Hector Gutierrez Moyano dijo...

me lo descargué y créame, pocos me han atrapado como éste

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)