martes, 28 de abril de 2009

Final Fantasy V (Super Famicom)

Antes de meterme de lleno a enumerar las casi incontables virtudes y delicias de esta colosal aventura, me gustaría hacer un ligero repaso para atar cabos en lo que a la cronología de la saga hasta el momento en el que este juego vio la luz se refiere. La quinta entrega de la, a día de hoy, saga mas conocida de RPG del mundo tan solo apareció en su país natal, Japón, como paso tiempo atrás con la tercera parte. Una tras otra, con el paso del tiempo todas han ido saliendo en el resto del mundo, de la mano de otras consolas, de otras compañías, con versiones mejoradas y optimizadas.


No fue hasta la salida de la versión para PSX cuando pudimos disfrutar de este juego en nuestra tierra, y en el 2006 apareció la versión de Game Boy Advance, con la que por fin se nos brindaba la posibilidad de jugarlo en español, sin duda fue la mejor versión de todas debido a sus múltiples mejoras y ajustes.

Una vez mas, por gracia de los emuladores, y de un parche que traduce el juego al 100% al inglés, he podido disfrutar al máximo de esta aventura en su versión Snes, que es la que he terminado y paso a analizar detenidamente, y para los que no dominen el idioma, también existe otra traducción 100% español, aunque el primero que he citado es mucho mas fiel al esquema de diálogos original. Para parchear la rom, tan solo debéis nombrar exactamente igual tanto el archivo SMC como el archivo IPS y asegurarse de que ambos estén en la misma carpeta. En un futuro, publicare un pequeño tutorial en el que detallare las formas más sencillas de parchear roms de Super Nintendo, así como una guía y recopilación de parches en Joystick Blog.


Como experiencia personal con Final Fantasy V, decir que es mi tercer FF preferido, que fue mi segundo RPG por turnos y que he intentado dos veces terminarlo y tan solo una de manera exitosa. El fenómeno Final Fantasy creció inconmensurablemente con esta entrega que data de 1992, y debería haber sido la tercera entrega en USA, o lo que es lo mismo, llamarse allá FF III. No fue así, y esta denominación correspondería años mas tarde al FF VI.


El monarca del reino de Tycoon se dispone a emprender un viaje hacia el templo que alberga el cristal del viento. Algo extraño pasa, el viento es débil y sin vida, y debe comprobar a que se debe esta anomalía, a costa de su hija, que intenta impedirle su marcha. Nuestro protagonista, por otra parte vive una vida de trotamundos, viviendo en libertad, sin ataduras. Nunca imaginó lo importante que iba a ser su encuentro con Leena, la princesa de Tycoon, su hermana Faris y el viejo Galuf. Tampoco llegó a imaginar nunca la importancia de la figura de su fallecido padre, ni mucho menos
que él mismo estaba próximo a embarcarse en una aventura que tenia como objetivo salvar el mundo de la destrucción mas absoluta a merced del “vacio”. Juntos vivirán una historia de batallas, triunfos y derrotas, alegrías y penurias, momentos realmente tristes y angustiosos, que siempre lograran superar. Cuando Exdeath descubre su presencia e intenciones, intentara detenerlos a toda costa, enviando a su propio ejército de demonios y protegiéndose en su castillo. A lo largo de muchas, muchas horas descubriremos cuan engañados estamos al pensar en un momento que el juego termina, pues posiblemente no haya hecho mas que empezar, y cuando nos demos cuenta estaremos irremisiblemente atrapados por su historia y por lo original de un
sistema de evolución de personajes que analizaré mas profundamente luego.

Una historia muy clásica, muy de Final Fantasy nos espera, épica y a ratos emocionante y emotiva. Sin embargo, me arriesgo a decir que en esta ocasión, el punto fuerte del juego no es su historia, ya de por si interesante y adictiva. ¡Los sucesores de los cuatro guerreros del amanecer te esperan!

Realmente hasta la llegada del Final Fantasy VI, el apartado gráfico nunca tomo gran parte del protagonismo de un capitulo de la saga. Final Fantasy V posee unos gráficos resultones, algo cuadradotes y estáticos, pero que en la mayoría de situaciones consiguen plasmar la ambientación necesaria, en los verdes poblados, cuyo diseño a veces un tanto repetitivo aunque siempre tienen bonitos detalles, como fuentes, cascadas, ríos… en las lúgubres e hipnóticas mazmorras que nos esperan o sumirnos en la epicidad de unos inmensos y grandiosos castillos con enormes rojas alfombras. Como digo, no es el mejor apartado del juego, pero se nota una buena evolución respecto a su anterior entrega, mejorando en colorido, detalles y numero de decorados en las batallas, así como muchas más localizaciones y mundos por descubrir.


Destaca el mimo que pusieron los programadores en el aspecto de los jobs / personajes. Me explico. Cuando entramos en batalla, cada personaje, combinado con un job tiene un aspecto totalmente diferente que con otro, no es lo mismo ver al protagonista de Bardo, que ver a Galuf, por ejemplo. Aunque tan solo es un detallito, quería remarcarlo. El exotismo y rareza de los enemigos, tanto finales como aleatorios, alcanzo en esta entrega cotas nunca vistas anteriormente.

Poco que decir del tema de las animaciones, ya que son, como en la mayoría de capítulos en 2D de la saga, bastante pobres. No obstante, esto no quiere decir que no se haya aprovechado al máximo absolutamente todas ellas para crear mas ambientación y apoyo al dialogo. Risas, alegría, duda, sorpresa, confusión… todas ellas han sido excelentemente recreadas gracias a las “limitadas” animaciones de los personajes, y doy fe de que consiguen transmitirte lo que desean. Para terminar, prestar especial atención a ciertos efectos de ghost layering muy interesantes, al pulido Modo 7 en el que han sido recreado los mundos y a algún efecto notable como el efecto al subir por “Barrier Tower”.


Puede que sea mi imaginación. O puede que esta entrega sea una de las mas misteriosas e inquietantes que han salido de los estudios de Square. Final Fantasy V tiene un “algo” un punto muy misterioso que no se muy bien como definir, que se aleja de lo experimentado en otras entregas. Y pienso que en la mayoría de casos, la música se amolda perfectamente a las situaciones, tanto a los pueblos como a la aventura en general. ¿A quién no le ha recordado un poco la melodía que suena cuando vamos por campo abierto en el mundo 1 a la de películas fantásticas como La Historia Interminable? Es esa sensación de ponerte de buen humor con solo escucharla. O quizá desees algo mas animado, como la preciosa melodía de aires celta que suena en ciudades como Carwen. Si, se repiten bastante la mayoría, pero esto no le quita el merito de ser buenas composiciones. Un Final Fantasy pide a gritos una banda sonora excepcionalmente épica y en este sentido el juego cumple con creces y así se demuestra desde la mitad triste mitad melancólica melodía del primer pueblo que visitamos, hasta la apocalíptica música que acompaña a nuestros héroes en su lucha contra ExDeath. Si por mi fuese, y esto es personal, habría
explotado mas las melodías tranquilas y misteriosas, que las hay, y muy buenas, pero creo que en momentos determinados, ese aura de misterio de la que antes hablaba, requiere una dosis mayor de este tipo de música. Otra curiosidad es que el protagonista puede ir conforme avance la aventura, aprendiendo a tocar el piano en los bares de los pueblos, algunos realmente bien escondidos. Si nos convertimos en maestros del piano, habrá varias sorpresas ;).


Y por fin, creo que llegamos al verdadero punto fuerte del cartucho, su apartado jugable, que en realidad es donde todo juego muestra su potencial tarde o temprano y donde se saca la conclusión de que RPG merece estar en el Olimpo para siempre y cual será relegado al olvido en unos años. No voy a explayarme mucho comentando aspectos del control sobre el personaje, de la frecuencia con la que somos invadidos por enemigos (mas que aceptable en este caso) o de la mejor forma de salir airoso de las cientos, mejor dicho, miles de batallas que libraremos si queremos llevar a buen puerto la odisea, porque no deja de entrar dentro de lo normal en un RPG por turnos y mas concretamente, en un FF. Voy a entrar directo a desgranar lo que para mí, es lo más interesante en este aspecto del juego, lo que mas vida puede darle y
a la vez ser un arma de doble filo, depende como se mire, el sistema de Jobs y Habilidades. No es ni mucho menos el primer Final Fantasy en usar sistema de Jobs, este mismo ya se podía apreciar en los primerísimos de la saga, por si alguien siente curiosidad, pero ni por asomo estaban tan evolucionados como en esta entrega, que lleva este sistema hasta su limite añadiendo las habilidades y los sistemas de nivel de Job. Para los neófitos, allá va una explicación.


- Un Job es un “oficio” que se le puede conceder a un personaje y en acuerdo al que le asignemos, tendrá la posibilidad de aprender unas habilidades u otras, aparte de las que ya de por si se nos ofrezcan automáticamente solo por llevar ese Job. Una cosa es el nivel de experiencia general del personaje. Y otra distinta, será el “nivel” de cada job. Los Jobs tienen entre 1 y 7 niveles dependiendo de cada uno. A cada nivel, una nueva habilidad, hasta masterizar el Job.

- Una habilidad es el producto de haber subido un job (asignado a un personaje) de nivel. Una vez que hayamos aprendido una habilidad, esta será independizada del Job, es decir, no será preciso portar el Job para poder usar la habilidad aprendida. Así, el número de combinaciones es inmenso, pudiendo por ejemplo, tener un Mago Negro que también use Magia Azul, o un Trobador que pueda usar habilidades de un Guerrero.

Esto puede alargar muchísimas horas de juego, pero también complica su desarrollo, ya que será necesario pasar muchas, muchísimas horas, insisto, en el campo de batalla, subiendo nivel de experiencia ya que de otra forma no se puede estar a la altura del rabioso nivel de dificultad que nos plantea el juego, especialmente en el tema de los final bosses. Algunos son hasta ridículamente difíciles, y existen ciertos súper enemigos que a pesar de que no es preciso derrotarlos, seguro que pica el gusanillo de poder terminar el juego al 100%. A parte de ellos, durante la aventura nos encontraremos con divertidas y curiosas sub-misiones. Como consejo, recomiendo fervientemente masterizar las siguientes (vosotros tendréis que descubrir con que Job se aprenden): Brawl, XMagic, XFight, 2 Handed, MagicSword…


Si no te gusta hartarte a luchar y tienes una gran paciencia, puede que Final Fantasy V te llegue a agobiar. Su completo y complejo sistema de Jobs y habilidades pondrá a prueba tu faceta estratégica a la hora de combinarlos, pero a la vez también te animara a pasar horas y horas exclusivamente luchando para conseguir nuevos poderes. Por lo tanto, si no te gusta complicarte demasiado la vida y buscas más simpleza, te aconsejo que este no sea tu próximo juego, pero si te buscas todo un reto, aparte de una historia típica, aunque muy adictiva este es tu RPG. La dificultad es altísima, debido a sus jefes de mazmorra y sobre todo a ExDeath, uno de los Final Bosses más difíciles de la historia de la saga, aunque todo es muy relativo, y si sabes como emplear las habilidades, nada es imposible, así que empuña tu espada y ¡a pelear! Para mi sin duda lo mejor del juego, aparte del sistema de habilidades,
es la ambientación misteriosa que posee, y esto lo diferencia de otros, tan solo hace falta darse un paseo en el tercer mundo por la ciudad hundida donde Gogo reside, o por el fondo del mar con nuestro submarino para entender de lo que hablo. Total: 65 horas de juego, y miles de batallas me han sacado la espinita que tenia con Final Fantasy V. Os animo a los que buscáis un buen reto que os descarguéis la rom y el parche y a por él. No volveréis a mirar esta saga con los mismos ojos.


- Lo Mejor Del Juego: Para ser RPG puro, contiene bastantes emociones. El aura de misterio de algunos lugares. El sistema de habilidades. Imprescindible jugarlo.

- Lo Peor Del Juego: El sistema de habilidades puede resultar enrevesado. La dificultad en algunos puntos es demencial, preciso salvar muy a menudo.

5 comentarios:

Edu dijo...

Genial. Con articulos asi, no se como no te proponen escribir en alguna pagina o revista serias.

Roy Ramker dijo...

Estupendo análisis del Final Fantasy V, seguramente, el más desconocido por todo el mundo.
Sin duda, la "complejidad" del tema de jobs es lo hace que mucha nada más probarlo deje de jugarlo.

El Elox dijo...

creí ya haber comentado este comentario pero realmente es uno de los mejroes final fantasy... me gusta mucho la enorme variedad de posibilidades que tienes para probar tal vez lo unico que le falta fueron mas personajes... o tal vez una historia mas profundo de cada una... jejej porque pues realmente no es mucho lo que sabes de ellos... y no hay tantas emociones como final fantasy IV y VI..

Firewings 07 dijo...

recuerdo con cariño y nostalgia aquellos remixes en disco de musica que creo el gran Uematsu con las melodias de este juego, les recomiendo el final fantasy friends y el final fantasy pray, son de los mejores discos de musica de esta gran saga. Es una lastima que para los conciertos que ahora esta dando en USA no contemplen ningun arreglo de estas melodias..si puedes esuchenlas, son de lo mejor

JaviMetal dijo...

Reconozco que no tenía ni idea de la existencia de esos discos, ni de que se hicieran conciertos interpretando la música de la saga. Por otra parte, no suelo ser muy amigo de los discos de remezclas, prefiero las originales, aunque por probar, que no quede.

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)