jueves, 23 de enero de 2014

Chronicle of the Radia War (Famicom)

Más conocido por su título original Radia Senki – Reimeihen, que fue el que se le dio en el país del sol naciente (de cuyo mercado nunca salió), podría considerarse algo así como el hijo desconocido de Tecmo en cuanto a RPG se refiere. No es que la compañía nos haya ofrecido con mucha frecuencia juegos de este estilo, y desde luego nunca han sido su fuerte, pero ahora que he descubierto esta pequeña maravilla para la 8 bits de sobremesa de Nintendo, se me plantea la duda de porqué su Secret of the Stars, que apareció solamente dos años después, siempre fue más popular. La razón principal, obviamente, fue la limitada tirada del título para NES, mientras que los americanos sí pudieron disfrutar del segundo. Las comparaciones no van más allá de la propia compañía que les dio la vida. Guardo mucho cariño a Secret of the Stars (que ya fue comentado en este blog hace unos años) pero ahora me doy cuenta de que este juego que nos ocupa, prácticamente desconocido para la mayoría, es superior a aquel en muchos aspectos, incluso para la época resultó mucho más atrevido e innovador. En 1991 Super Nintendo ya estaba dando guerra en el mercado, por lo que el flujo de juegos para NES entró en decadencia poco a poco, pero Tecmo se despidió de ella por todo lo alto.

Gracias, una vez más, a equipos de fans no profesionales, podemos disfrutar desde hace mucho tiempo de una traducción que hace la historia entendible para todo el mundo y quizá ha ayudado a obtener más reconocimiento a un juego cuyo mayor atractivo es la capacidad que tiene para ir seduciendo al jugador poquito a poco. Dicha inversión será recompensada con unas sensaciones muy agradables, mucha acción, una historia puramente fantasiosa que nos
llevará por más de 20 zonas distintas acompañadas por más de 30 melodías, 10 bonitas ciudades, y a enfrentarnos con casi 100 feroces enemigos distintos. Como veis, las cifras globales no son para tomárselas en broma, y mucho menos tratándose de un juego que apareció hace más de 20 años. En muchas ocasiones como en esta, el hecho de que un juego sea lanzado a en el tramo final de la vida de una consola tiene estas ventajas; se aprovecha al máximo sus
posibilidades, especialmente a nivel técnico, donde Radia Senki despunta muy por encima de otros RPG para el mismo sistema. Desafortunadamente la duración de su historia no concuerda con el resto de datos, pero a veces es mejor optar por una cantidad de horas moderada y no llegar a resultar pesado al final, quizá ese fue el mejor argumento de Tecmo para deleitarnos con la cantidad justa de aventura. En los primeros compases del juego uno no
sabe demasiado bien por donde va. Al no tener el manual de instrucciones original y no existir en el juego una presentación adecuada de los personajes, ni una introducción que cree el marco para la historia, nos sentiremos un tanto perdidos con la cantidad de nombres y localizaciones que se citan, pero conforme avanzamos en nuestra odisea todo se ira aclarando, el tejido argumental se va reforzando con cada nueva etapa y los personajes van cobrando peso y
carisma, relatándonos cada vez con más detalle la crónica de la guerra de Radia en un mundo de ensueño llamado Lemuria, dominado a voluntad por un ser abominable llamado Gadiss que, junto a sus secuaces, distorsionan su realidad y atemorizan a sus gentes, cambiando la naturaleza de sus vidas. No adelanto mucho más de su trama, porque el final es tan sorprendente como inesperado y merece ser disfrutado de primera mano. En general no se aleja demasiado
de la clásica historia llena de fantasía y elementos de cuento de hadas que tantas veces hemos vivido a los mandos de nuestra consola, esto es: princesas, tesoros mágicos, seres que alimentan nuestra imaginación y villanos que buscan la destrucción del universo. Si esto es lo que uno busca, el juego no decepciona en absoluto, pero además aporta ciertos elementos ingeniosos, como la naturaleza del propio mundo que solo descubriremos al final.

Desde sus cálidas y acogedoras escenas nocturnas iluminadas por el reflejo lunar, pasando por la suave paleta de colores, el detallista diseño de los pueblos (con enormes fuentes o grandiosos castillos) o algunas de las relativamente avanzadas técnicas de programación que se utilizaron, como los espectaculares fuegos de la zona de lava o las vistosas escenas a pantalla casi completa, casi todo ralla a un nivel técnico bastante alto y desaparecen, además, muchas de las rutinas a las que estamos acostumbrados en RPG para esta consola. Se suprime el cambio de escenario a base de pantallazos estilo Zelda o Megaman para dar paso a un terreno que se va abriendo conforme avanzamos, algo que es tremendamente cómodo y mucho menos molesto al no tener que cargarse las pantallas siguientes. Encontraremos a
nuestro paso lugares sorprendentes, incluidos algunos que constan de varias pantallas a lo largo, como podéis comprobar en alguna de las capturas, algo poco habitual para la época. El tamaño de los sprites protagonistas no es superior a lo que estamos acostumbrados a ver, pero su diseño sí que es algo más detallado de lo habitual, y lo mismo se puede decir de los monstruos que encontraremos. Milagros no se pueden hacer, sin embargo la
utilización de los recursos de NES explotada casi al máximo puede resultar en juegos como Radia Senki y esto se agradece tanto a la vista como al oído. De hecho, no quiero retrasarme más en analizar detenidamente su apartado sonoro, que consta de una treintena de buenas melodías, variadas todas ellas, en las que el nivel compositivo corre a cargo de Keiji Yamagishi, autor entre otras de las bandas sonoras del mítico Ninja Gaiden o los dos primeros Captain
Tsubasa. En este Radia Senki podemos decir que se lució a base de bien. Es complicado crear una banda sonora tan viva con los pocos recursos que ofrecía el chip de nuestra vieja NES. Sin apartarse del sonido midi (lógicamente) pero siempre intentando realzar la esencia de cada momento. No me refiero tan solo al ejercicio de composición en sí mismo, que es excelente, melodías muy pegadizas y perfectamente identificables y posicionadas, sino también a la instrumentación, con varias pistas en cada uno de los temas, plagados de
ritmos armónicos en donde se nota el buen hacer que el citado compositor compartió con otros músicos, mientras que la creación de los efectos sonoros sí que fueron exclusivamente obra suya. No hay tantos momentos emotivos a lo largo del juego como desearíamos, pero los que hay están perfectamente acompañados por sutiles temas que complementan la expresividad buscada. Lo curioso es que muchas de ellas me recuerdan gratamente a
otras escuchadas en juegos del calibre de Final Fantasy, Zelda o incluso algún destello de Chrono Trigger, siempre salvando las distancias (que nadie se tire de los pelos todavía) pero inevitablemente en algunos cortes estos colosos han sido transportados de vuelta a mi memoria. Detalles como que en algunos lugares la música cambia de acuerdo a la situación en que se encuentre (por ejemplo, Elfas en distintas partes) no hacen sino confirmar lo que intento remarcar.

Hablemos ahora de la personalidad en sí del juego, de sus valores para empatizar con el jugador a través de sus personajes y opciones y facilitarle en la medida de lo posible el logro del objetivo final. Pese a lo explicado anteriormente sobre la dificultad de ponernos en antecedentes con la poca información que tendremos al principio y la falta de rasgos de personalidad de los principales protagonistas, nos encontramos ante una bonita historia que queda perfectamente compacta y bien cerrada, y solo en algunos momentos puntuales nos parecerá que algunas situaciones se han resuelto de forma
un tanto aleatoria o “cogida por los pelos”. Pistas recibiremos muy pocas, con lo que es muy recomendable leer bien y las escasas conversaciones en los lugares apropiados. Aun así, tampoco será excesivamente difícil avanzar si nos saltamos algún detalle, pues el propio menú del juego dispone de una opción que mostrará consejos relacionados con qué hacer próximamente. A la hora de ir de compras, por ejemplo, podemos ir olvidándonos ya de los engorrosos sistemas que utilizan otros juegos de la consola. Aquí al menos ya se indica para qué personaje son aptas las armas y armaduras. Sigue sin haber
descripciones, y sin una guía explicativa es complicado adivinar para qué sirve cada objeto, pero aun así es un sistema más amable y avanzado que de costumbre. Con todo esto me refiero a que el propio juego gracias a su completo menú ajustada dificultad y facilidad para mejorar nuestros personajes se gana el cariño del jugador de una forma más inmediata, incluso puede que el de aquellos con prejuicios hacia juegos antiguos.

Otra característica fundamental que da una gran personalidad al juego es el sistema de combates. Desde el primer momento nos daremos cuenta de que Chronicle of the Radia War es un juego orientado a la acción / exploración casi por completo; estamos ante un delicioso e inteligente coctel de Action RPG y JRPG en varios aspectos, pero es en el sistema de luchas aleatorias en donde muestra su principal carácter innovador. Nuestros enemigos serán invisibles en campo abierto, pero una vez colisionemos con alguno de
ellos, la pantalla quedará fija, y el fondo no cambiará, es decir, pelearemos en tiempo real, controlando únicamente al personaje principal pero sin desentendernos del resto, a los que podremos orientar con distintas técnicas, incluso fingir su muerte en caso de estado crítico para despistar al batallón de enemigos. El menú de opciones es todo lo que necesitamos, y además, es muy sencillo y simplificado. No penséis que figuran en él complejas estrategias ni complicados e interminables submenús, tan solo las opciones básicas de
ataque / estrategia simple, magias, objetos, armamento… Ya que vamos a pasar gran parte del juego enfrascados en luchas, al menos pedir que estas sean dinámicas y apasionantes. Junto a su trepidante banda sonora, que destila acción a raudales, los combates van aumentando en frecuencia. Al principio desearemos más y más para poder subir más rápidamente de nivel, pero llega un punto que nos veremos satisfechos. Nunca llegan a ser excesivos, y tampoco la dificultad de estos, tan solo agobiándonos en las mazmorras más largas. Incluso los final boss son bastante llevaderos, solo necesitaremos constancia y cuidar atentamente el nivel de las barras de vida. Hay, sin embargo, algo que se echa de menos en ellas, y es que al no poder “atravesarse” los personajes entre sí a veces se crean atascos, lo que unido a la lentitud con que todo se mueve al entrar en batalla puede resultar un tanto irritante. Por suerte la detección de golpes es prácticamente perfecta y esto sube muchos enteros al conjunto, algo tan importante que puede lanzar a un juego al éxito o al fracaso en temas jugables.

No es solo su goloso nivel técnico lo que hace brillar a Chronicle of Radia War, ya que de poco serviría esto si no se apoyara sobre una sólida base jugable de gran carga adictiva. La historia que nos cuenta está un poco vista ya hoy en día... ¿pero cuándo ha importado eso realmente cuando es 100% disfrutable? Una lástima que sea tan desconocido, porque es el juego ideal para quien busque algo de NES con similitudes a los RPG de 16 bits. Poco a poco te va atrapando con su sencilla historia y sus trepidantes batallas, y la
genial banda sonora pone el resto, aunque su corta duración puede hacer que nos quedemos con ganas de más y su rejugabilidad es bastante limitada. A pesar de todo, gracias a su fluidez y a lo divertido que resulta, puede que nos atraiga la idea de volver a terminarlo por segunda vez como ha sido mi caso, y atar algún cabo desde el confuso principio conociendo ya su desenlace.

- Lo Mejor del Juego: Tanto combate debería cansar, pero lo cierto es que son adictivos. Muchos temas pegadizos en su bso y un apartado gráfico notable. El final es fantástico.

- Lo Peor del Juego: Su corta duración. A veces nuestros compañeros entorpecen las luchas. Falta más descripción argumental, sobre todo al principio.

18 comentarios:

Link96 dijo...

Que buena pinta tiene ese juego! En cuando pueda le daré una ojeada!
La vieja 8-bits no deja de sorprendernos, hace un tiempo jugué un juego de NES (que seguramente conocerás) llamado Crystalis, al cual nunca le di mucha importancia y me llevé una grata sorpresa al jugarlo. Un puro ARPG al estilo Zelda con una profundidad e historia muy bien logrados para la NES.

JaviMetal dijo...

Te lo recomiendo, no es demasiado largo pero sí bastante intenso y con una dificultad muy moderada.
Es uno de los mejores RPG que he jugado para NES, en cuyo catálogo se pueden encontrar grandes joyas del género ya casi olvidadas que intento siempre rescatar aquí. Conozco Crystalis y estoy deseando jugarlo algún día, lo caté hace algún tiempo, pero no a fondo. Estuve debatiéndome entre Crystalis y Sylvan Tale para Game Gear que parecen de corte similar, pero finalmente me decidí por un tercero.
Saludos.

Yerkos dijo...

Muchas gracias javi x tus aportes me encantan tus analisis sobre todo del gran terranigma jaja y a ver si t animas y sacas un analisis del tales of phantasia k kiero ver lo k opinas.
salu2

JaviMetal dijo...

Hola Yerkos, gracias a ti por leerme :) me alegro de conocer a otro "marcado" por Terranigma. De momento dejaré descansar un poco la saga Tales, pero es muy probable que el próximo en aparecer por aquí sea mi capítulo favorito, Tales of Phantasia, o bien el spin-off Dawn of the New World por ser continuación directa de Symphonia, que terminé y analicé recientemente.

Hector Gutierrez Moyano dijo...

por qué no abres un canal de videos y haces reportajes de j-rpg's?

JaviMetal dijo...

Gracias por la sugerencia Hector. Lo he pensado más de una vez, pero creo que me expreso mejor con la palabra escrita que hablada. De todas formas esto no quiere decir que no me anime algún día. Un saludo.

europeanstrike dijo...

Bueno, otro juego que no esperaba ver aqui,este juego lo "descubri" al leer sobre el en hardcoregaming en un analisis que describia como este juego era bastante unico, me anime a probarlo y mi experiencia con el concuerda con tu analisis,
una pena que no saliera de japon.
Gran analisis, sigue asi.

JaviMetal dijo...

Que tal :)

Aquí todo RPG retro tiene cabida, me gusta tocar todos los sistemas e incluso analizar juegos que hace mucho que jugué (terminándolo de nuevo, claro está). Considero que este juego se adelantó en cierto modo y en bastantes aspectos a otros que vendrían después, es complicado encontrar juegos tan jugables y con un nivel técnico de este calibre en aquella época.

Muchas gracias por los ánimos, me alegro de que te haya gustado el análisis. Por cierto, gran web Hardcoregaming, soy bastante asiduo a ella, pero no sabía que este RPG había pasado por allí, tendré que leerme el análisis.

Raven Izerion dijo...

Hola Javi, como siempre el artículo te ha quedado excelente. Francamente no conocía este título, por lo que agradezco tu esmero en tus análisis, que le rinden honores a muchos títulos infravalorados o desconocidos para la mayoría de los occidentales.

Lo jugaré, en cuanto termine con 7th Dragon de NDS (que ha estado haciendo mucho ruido estos días).

Hasta pronto.

JaviMetal dijo...

¡Hola Raven! Muchas gracias, es un placer para mí que hayas disfrutado de su lectura y conocido la existencia del juego. Es un juego con un apartado técnico sorprendente para la época, buena historia y muy recomendable para todo aquel sin complejos a la hora de enfrentarse con RPG's de cualquier época (que además, es el tipo de lector que más valoro en mi blog).

Hace muy poco que salió a la luz la traducción al inglés para el 7th Dragon, es verdad que es un juego que ha levantado mucha polvareda, y tengo que ponerme con él cuanto antes. Espero tus comentarios sobre él cuando lo termines.

¡Un saludo!

TheHarderMoon dijo...

Alguien podría explicarme un poco el final ?

Acabo de acabarlo y no me ha quedado del todo claro.

Gran juego ;)

JaviMetal dijo...

Lo siento, pero como mucha gente espera poder jugarlo y terminarlo, no quiero hacer spoilers por aquí del juego, ya que la parte final es la más interesante y sorprendente. Si realmente quieres saber el significado del final, puedes hacer una búsqueda por Internet, seguro que en alguna web en inglés hay una buena explicación.

TheHarderMoon dijo...

Gracias encontré un sitio y me resolvió casi todas las dudas que tenía. Entiendo que este no es el lugar para comentar el final ;).

Un saludo y gracias por la recomendación ya que el juego me gustó mucho

JaviMetal dijo...

Me alegro mucho que hayas aclarado tus dudas y por fin entendido y disfrutado plenamente de este gran juego, gracias por entenderlo. Siempre puedes hacer todas las sugerencias que quieras en el apartado dedicado a ello :). ¡Un saludo!

Albar dijo...

Me encantó tu analisis, no se si actualmente mantienes el blog en forma, pero lo seguiré. este juego en particular no lo conocía pero en cuanto encontré un gameplay no pude creer la joya que acabas de mostrarnos, una vez mas gracias y felicidades por tu aportación y analisis

JaviMetal dijo...

El Pequeño Rincón de los RPG sigue tan vivo como siempre lo ha estado :). Me encanta sobre todo que los que me leéis podáis descubrir joyas ocultas como este Radia Chronicles, a mí también me enamoró y lo considero como uno de los mejores RPG de la historia de NES, bastante bueno técnicamente para la época y tremendamente jugable. Gracias a ti por leerme.

Anónimo dijo...

Excelente análisis! Te felicito!
La verdad, no podía recordar como se llamaba este pedazo de juego, lo vi en las imágenes del resumen de fin de año y con un poco de trabajo lo encontré (supuse que, de estar en las imágenes de seguro lo habías analizado)
En fin, leo tu blog desde hace un tiempo acá en el laburo y es bueno encontrar espacios dedicados a juegos de antaño y más si son del genero RPG.
Mis felicitaciones por este y otros análisis curradisimos!!
Un abrazo

JaviMetal dijo...

¡Muchas gracias! :D

Quizá debí aclarar a que juegos pertenecían las imágenes, aunque en realidad son los que he jugado y analizado este año pasado.

Me alegro de que seas otro RPGmaníaco :D Bienvenido al blog.
Un abrazo

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)