jueves, 18 de agosto de 2011

Lost Odyssey (XboX 360)

En el año 2004, Hironobu Sakaguchi, legendario creador y director de, entre otros videojuegos, la saga Final Fantasy, abandonó de una forma sorprendentemente inesperada la compañía Square-Enix por motivos económicos y diversos desacuerdos con esta. No tardo apenas nada de fundar Mistwalker, un estudio que ha dedicado desde entonces, exclusivamente al desarrollo de juegos RPG, para alegría y jolgorio de nosotros los fanáticos de este género. En su haber se encuentran títulos para consolas actuales, como The Last Story, para Wii (que pronto veréis aquí comentado) o Blue Dragon para XboX360. El juego que nos ocupa hoy también es para esta misma consola y se llama Lost Odyssey, sin duda, la ópera prima hasta la fecha de este estudio desarrollador.

Hace escasos días que terminé el juego y me ha hecho descubrir muchas cosas, entre ellas que no todos los juegos de esta moderna generación son frios y carentes de alma. Al menos los RPG continúan siendo ellos mismos, como ya me demostró Final Fantasy XIII. Aunque este espacio se dedica casi exclusivamente a juegos RPG retro, no está de más dar un vistazo al presente donde se encuentran brillantes joyas como esta. Y por fuerza, tenía que ser así, ya que el equipo humano que ha llevado a cabo esta obra de arte no dista mucho de poder llamarse “dream team”. Porqué si algunas cosas han funcionado siempre… ¿para que cambiar? ¿Porqué no volver a contar con el genio universal Nobuo Uematsu? Ha sabido moldear
y componer una auténtica banda sonora de película, de una calidad exquisita, tocando muchos palos pero en general centrándose en piezas orquestadas y de una pomposidad muy notable que saben encontrar su sitio en cada momento y cada escena del juego. Hay ciertas músicas que, en mi opinión, han estado claramente influenciadas por piezas clásicas, como la que entra por nuestros oídos en el Bosque Carmesí, que tiene un aire muy marcado al
Lago de los Cisnes de Chaikovski. También hay otras más duras y rockeras. Recuerdo que fue con Chrono Trigger cuando me conquistó por primera vez y para siempre, desde entonces me han encantado las bandas sonoras de este músico, sabe introducirles un aire de misterio, o un sutil toque de alegría, o un atisbo de oscuridad que en ocasiones recuerda al Danny Elfman más inspirado. A más situaciones distintas, más variedad, cantidad y calidad.

Y precisamente en este juego podremos visitar lugares y recovecos de lo más pintoresco y variado. La belleza de los pueblos que visitamos es enorme, muy detallados y muy vivos, llenos de secretos, misterio, rincones ocultos… Desde la terrorífica (al principio) Saman o Tosca, que son algunos de los nombres de las más pequeñas y acogedoras hasta Uhra o Numara, dos ciudades inmensas que retratan la vida más fría y mecánica de las grandes ciudades, todas ellas nos darán completa libertad de movimientos y exploración. Hay que estar atento hasta el último detalle, ya que se nos puede escapar alguien que nos de una pista valiosa, un cofre que contenga un accesorio poderoso o una casa que habíamos pasado por alto en nuestra anterior visita.
Lo mismo podemos decir que sucede en los recorridos de acción más inmediata, llenos de ítems y hechizos por descubrir. Estas zonas también son una auténtica preciosidad. Daos un paseo por El Bosque Carmesí, bañado por la sangre de antiguas batallas, es increíble. Hay estampas en determinados lugares que son de auténtica postal, como los puertos. También bonita e intrigante es la Mansión de la Hechicera, así como tenebrosa es la Cueva Oscura. En estos lugares es donde seremos atacados por monstruos espeluznantes en combates totalmente aleatorios donde no veremos a nuestros enemigos hasta entrar en ellos.

Para hacer frente a dichos enemigos, hay que contar con cierta estrategia a la hora de equipar a nuestros personajes. Son varias cosas a tener en cuenta. La naturaleza de cada enemigo se rige por unos atributos, que son el tipo de enemigo (mecánico, orgánico, bestia…) y su elemento (fuego, agua, viento o piedra). En consecuencia, debemos equipar a nuestros personajes con el anillo correspondiente que pueda causarles, por sus características, un daño mayor a las bestias. Ello determinara en gran parte nuestras probabilidades de éxito. También está el tema de las habilidades, como muchas veces ha sido marca de la casa con Mr. Sakaguchi, podremos hacer que nuestros héroes aprendan habilidades, bien a base de absorberlas de otros personajes o bien a través de los cientos de accesorios con los cuales podremos aprenderlas. Es mucho menos complicado de lo que parece y además los menús son muy sencillos y accesibles para todo el mundo.

Tenemos dos clases de personajes en nuestro equipo. Mientras que los mortales son personas que viven en la edad contemporánea en la cual se desarrolla el juego, en los inmortales esta parte de la magia de este juego y de su completa y emocionante historia. Estos últimos son personajes provenientes de otro mundo, donde el tiempo normal fluye de una forma velocísima, lo que comparado la velocidad con la que pasa el nuestro, les convierte en seres inmortales. Sin embargo, eternidad no es igual a felicidad. Ellos han de pasar terribles tormentos a causa de su longevo pasado por una maldición provocada por un terrible y maquiavélico personaje de su misma dimensión. Unos temen sus recuerdos, otros añoran recordar
más mientras que otros se muestran más fríos como Kaim, nuestro protagonista, silencioso y reservado. El desarrollo nos va mostrando, conforme afloren los recuerdos, unas historias que son eso mismo, recuerdos de un tiempo pasado, de anécdotas y de vivencias. Os aseguro que cuando veáis tan solo uno… quedaréis enamorados de ellos de tal forma que estaréis esperando a que continúen apareciendo sin parar. Cada historia esta tratada con un mimo y un cariño increíble, cada palabra está cuidadosamente introducida en el texto para conformar uno de esos momentos en que olvidas tu mundo exterior, tan solo centrado en la pequeña historia que atraviesa la mente de alguno
de nuestros inmortales. La sensibilidad que muestran estos textos es estremecedora y merecerían figurar en cualquier libro de relatos cortos. Por si fuese poco, todos ellos tienen su propia atmósfera sonora. En el bar, escucharemos a el tabernero llenar otra jarra mientras el resto de las mesas conversan, o el constante canto de las cigarras mientras atravesamos un verde bosque. Son unos momentos absolutamente maravillosos, lo mejor de este Lost Odyssey. Yo mismo no he podido evitar releerlos en más de una ocasión.

La sensibilidad se hace patente también en casi todo su desarrollo. Aunque algunos personajes tienen un carisma más marcado que otros, todos ellos son parte imprescindible de cada una de las situaciones en las que se ven involucrados, tristes, de amor, de guerra, de reflexión… El juego conseguirá atraparnos de una forma irremediable hasta que lo terminemos, lo cual por cierto, no será tarea fácil. La historia principal es ya de por sí bastante larga, pero si también andamos buscando side-quests, tenemos para parar un tren. Solo os digo que es uno de los juegos más largos que he jugado en mi vida, 127 horas son muchas horas, que este juego convertirá en vivencias inolvidables y muchísimas emociones. Los enemigos no son excesivamente complicados, pero los primeros final boss ya nos pueden poner en más de un apuro. Para evitar esto,
lo mejor es llevar siempre un buen nivel, que la propia máquina regula de una forma bastante curiosa que nunca había visto en otro juego. Dependiendo del nivel actual que tengamos, y del lugar donde nos encontremos, la consola valora si es adecuado, si está por debajo o por arriba del normal. Entonces podremos subir mucho más deprisa o a una velocidad tan lenta que realmente no vale la pena dedicar horas a luchar. El lugar más estratégico para subir de nivel a una buena marcha es el Templo de la Iluminación.

Como solía pasar en algunos juegos de Square Enix, la historia esta basada en la existencia e influencia de la magia en el mundo que corresponde al juego. De hecho, se está viviendo una auténtica revolución mágico-industrial sin precedentes, aunque nadie realmente llega a comprender como surgió y se extendió dicha magia. Todo el mundo lo acepta y la utiliza con distintos fines, pero se le empieza a dar la vuelta a la tortilla cuando, mediante un astuto plan preconcebido, el malvado de turno (al que conoceremos muy bien) comienza su propia cruzada para conquistar el mundo bajo sus ordenes, mediante guerras y engaños, con la inmortalidad de su parte como mayor baza. Es cierto que a lo largo del desarrollo el juego puede recordar a otros de su misma clase. Veo muchas reminiscencias del Skies of Arcadia en el aspecto del mar, piratería, barcos, tesoros ocultos a lo largo del mapeado… Pero también en otros títulos como Final Fantasy VI o incluso (ya de forma más personal) en distintos Zelda, como la casa de subastas o la navegación marítima. En cualquier caso, la atmósfera tan fuerte que crea este juego le dota de una esencia tan personal, que arropa todo esto que nos recuerda a otros juegos con un toque muy suyo, sin que nada pueda considerarse realmente un plagio.
Preparaos los más sensibles para la recta final del juego, porque aunque el juego nos mantiene continuamente con tensión, los últimos minutos son de tal carga sentimental que se os hará un nudo en el estómago y con el final difícilmente podréis aguantar las lágrimas. Es largo, muy bien hecho y aunque se deja algún cabo por atar, todo es muy convincente y llega a ser realmente triste y profundo.

- Lo Mejor del Juego: Los sueños son verdaderamente cautivadores, la ambientación sonora de algunos te hará vivirlos sin verlos. La banda sonora es digna de una película de Hollywood y todo está programado específicamente para tocar la fibra sensible de cada uno.

- Lo Peor del Juego: Algunos fragmentos de la historia no quedan demasiado claros al final. Esto junto con el escaso carisma de algún personaje completa la diminuta parte negativa de Lost Odyssey.

6 comentarios:

Diego Guerrero dijo...

Pues justo hace un mes me regalaron la Xbox 360. Asi que este se pone a la cola.

JaviMetal dijo...

Este juego es un "must" sin duda para los que tengan dicha consola. Juégalo antes que ningún otro, es el mejor RPG para Xbox360 :)

Diego Guerrero dijo...

OK. Madre mia no se ni por donde empezar :). Este finde me traen el Lost Odyssey. Haber si me da tiempo a terminarme el Phantasy star 4 para entonces, y me pongo con este. Luego me pondre con el Crono Tiger y el Bahamud lagoon que me recomendaste.
Un saludo!

JaviMetal dijo...

Pues disfrútalos como se merecen, son tres verdaderas joyas (cuatro, si contamos al que estás jugando ahora). ¡Espero tus reseñas!

Garunetsu dijo...

Hola! Hace no mucho leí opiniones sobre varios rpg para xbox360 pero los mejor valorados en las páginas más famosas suelen ser del tipo Dragon Age, Mass Effect... Yo buscaba un rpg del tipo Final Fantasy en su etapa de Play 1 y más o menos deduje que Lost Odyssey sería el más recomendable para mí. He leído tu análisis y he salido de dudas! Estoy deseando empezarlo!! :)

JaviMetal dijo...

Bienvenido Garunetsu. Siempre es gratificante saber que alguno de mis análisis puede ayudar a alguien a tomar una decisión de este tipo. Personalmente, no me gustan nada los RPG occidentales. Me resultan fríos y carentes de esa seductora magia fantástica que poseen los de corte oriental. Excepciones como Mass Effect, que me gustó bastante, por ejemplo, pero con muchos otros lo he intentado y no me han dicho nada de nada. A falta de los que me faltan por jugar, te puedo asegurar que al menos en mi opinión el Lost Odyssey es con mucho el mejor RPG que existe en Xbox360.

¡Un saludo!

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)