miércoles, 7 de julio de 2010

Final Fantasy IV (Super Nintendo)

No penséis que últimamente me estoy encasillando, haciendo solamente análisis de una saga RPG ultra-conocida como Final Fantasy o Action-RPG como la saga The Legend Of Zelda. En este blog tiene y seguirá teniendo cabida absolutamente todo tipo de RPG, de toda condición y saga. Pero este verano me lo he planteado: va a ser un verano de clásicos. Y dentro de la saga más conocida de RPG puros (Final Fantasy, por supuesto) vengo a presentar hoy la cuarta entrega, un juego que posee cualidades que le otorgan una gran importancia tanto dentro de su propia serie como en la historia del género en particular. Corría el principio de los años 90 y el reinado absoluto de la N.E.S. estaba empezando a entrar en decadencia coincidiendo con la efervescencia de los sistemas de 16 Bit. Era un hecho prácticamente tangible que todos los grandes juegos, todas las grandes sagas, de todos los géneros, pasarían a correr sobre sistemas más potentes.

En mi opinión, la saga Final Fantasy demostró todo lo posible en la entrañable NES, donde ya no le quedaba prácticamente nada que decir. Era cuestión de tiempo, debido al tremendo éxito que ya por la tercera entrega poseía la saga, que apareciera una cuarta parte para Super Nintendo. Dicho evento sucedió en el año 1991 en Japón y cuatro meses después en USA, donde se le llamo Final Fantasy II (por ser la segunda entrega de la saga que aparecía por aquellas tierras) para jamás llegar a Europa (en su versión Snes), cosa por desgracia bastante habitual en aquella época. Fue el encargado de destapar el tarro de las esencias e inaugurar la autentica
e irrepetible edad dorada de los RPG, que por justicia, pertenece a mi querida Super Nintendo. Por suerte, en un futuro no demasiado lejano, otros sistemas como Game Boy Advance o Nintendo DS nos han permitido jugar a esta fantástica aventura en versión Pal, agregando detalles como FMV's o características propias de cada consola, pero conservando intacta su esencia original.

Pues bien, podría decir que para mi también tiene un significado muy especial, ya que fue el primer capitulo que jugué y terminé de la saga, por lo tanto, le tengo especial cariño a sus personajes y a su hilo argumental y no puedo dejarlo como uno más en el montón de Final Fantasy. Soy consciente de que entre sus muchas virtudes, esconde numerosos fallos, pero no por ello dejo de tenerle mucho aprecio, ¿que le voy a hacer? :P. Empecemos a desgranar uno por uno sus apartados.

Al ser el primer capítulo de la saga en pisar un sistema de 16Bit y por lo tanto, exclusivo para Super Nintendo -recordemos que el nombre de Square y de Final Fantasy por aquellos tiempos estaban fuertemente ligados a Nintendo- una de las cosas que mas se iban a mirar con lupa, como casi siempre ocurre, eran los gráficos. El resultado final fue satisfactorio para algunos pero dejó a medias a muchos otros usuarios. En principio, la diferencia es obvia, son gráficos mucho mas detallados, más coloristas, más vivos, y sobre todo (y esto es importante) con mucha mas resolución que los de anteriores entregas. Sin embargo, al ser el primer juego del género para
Snes (hablando de RPG puros, los que aparecieron antes eran ports de otros sistemas) no se puede evitar el pensar que a primera vista, todo resulta todavía demasiado soso, "cuadrándote" y estático, al menos mucho mas que en sus sucesores. Lo mas llamativo son diversos efectos gráficos propios de la consola, como el Modo 7 utilizado, entre otros lugares, en el mapa, que se convertiría en algo casi sagrado para todos los RPG, o discretos efectos Ghost Layering en algunos lugares y batallas. Las animaciones, tanto en la lucha como en el mapeado, se mejorarían bastante con el paso de los años, y no puedo dejar este apartado sin destacar, una vez más, la
originalidad y lo rebuscado de los diseños de algunos enemigos, algunos de los cuales presentados en forma de sprites realmente grande y detallado para la época. Me han gustado especialmente algunos lugares como el paso subterráneo de la ciudad de Baron, o la ciudad de los monstruos de invocación por sus efectos de doble scroll de profundidad, creando un efecto realmente interesante y efectivo.

La banda sonora tampoco da un salto de calidad exagerado respecto a la anterior generación, le pasa algo similar al apartado gráfico. Aunque por suerte, si que se aprecia bastante mejora general a nivel de composición, y aunque algunas tienen todavía mucho regustillo a calidad MIDI, como digo a nivel de composición es donde realmente destacan. Una cosa tan simple como son las melodías que escuchamos durante las muchísimas batallas del juego, se convierte en una de las mejores de todo el juego, y probablemente de las mejores a nivel del género en muchos años. El juego presenta una variedad bastante amplia de “sabores musicales” pero quizá me quedo con esas músicas que tienen tintes mas divertidos, como
la que suena en Mysidia, en mi opinión han quedado incluso mejor que las más dramáticas, aunque estas tienen su encanto propio, como en todos los Final Fantasy. De vez en cuando, en la intro, en las salas de los cristales o en alguna explicación argumental, nos sorprende la preciosa y mágica melodía “Prelude” como nunca antes la habíamos escuchado, y realmente le alegra el alma a uno.

Me gustaría ahora tomar un mayor espacio para comentar, en general, cosas como la jugabilidad, argumento o dificultad, porque hay mucho que hablar y opinar. Primeramente, para quien no este al corriente, poco después de lanzarse la versión original de Final Fantasy IV, se lanzo una versión alternativa llamada Final Fantasy IV Easytipe, (basada en el FF IV americano) que debía su nombre a una modificación en su motor de juego para hacer la aventura mas accesible para todos los públicos. Solo con este dato, podemos hacernos la idea de cuan difícil puede resultar llevar la aventura a buen puerto. Llegar hacia el final del juego, que es realmente cuando se desboca el nivel de dificultad, con un nivel menor de 50-55, es
directamente un esfuerzo inútil. Luchar, luchar y luchar durante muchas horas. Es la única solución para conseguir mejores armas (mediante el dinero), mejores magias, que van desde la clásica Fire hasta la poderosísima Meteo y así ir abriéndonos paso entre la maraña de enemigos que saldrán a nuestro encuentro con una frecuencia que va en aumento conforme avanzamos, y que llega a su momento mas enervante en la recta final.

Los jobs, elemento presente en casi todas las entregas, por su parte, pasan casi desapercibidos en esta, y aparecen básicamente de forma anecdótica. Lo mejor, sin duda, y como suele ser habitual en esta saga, es su estupenda trama, que se desarrolla dando giros asombrosos y muchas sorpresas, algunas en forma de sentimiento positivo, y algunas negativas, como la perdida de algún compañero, siendo en general un desarrollo bastante dramático y que juega con las emociones para transmitirnos su esencia.

Aunque no es la primera vez que se utilizan una serie de cristales vitales para la supervivencia y esparcidos por el mundo como “leit motiv” de una historia, creo sinceramente que a partir de esta base, tan vista y repetida en los tiempos actuales, Final Fantasy IV consiguió en su día darle un brillo especial y parir una trama que le daba la vuelta a la tortilla con una recta final realmente inesperada y sorprendente que dejara pasmado a más de uno por la intensidad de los sucesos. No es precisamente un juego para
iniciarse en el género de los RPG, y hay entregas de esta misma saga cuya dificultad es mucho mas suave, sin embargo, tarde o temprano, merece la pena embarcarse en una aventura que, si bien no llega a tener el misterio de Final Fantasy V ni la calidad tan tremenda de Final Fantasy VI, si que supuso un nuevo renglón en la historia, tanto de la propia saga, como de la consola que lo vio nacer.

- Lo Mejor del Juego: Pues la historia, aunque parezca algo trillada, engancha y llega a apasionar. La música, aunque de calidad sea algo simple, también tiene mucho encanto.

- Lo Peor del Juego: Se han empeñado en que luchemos hasta morir, y así ha de ser, si no, olvídate de terminarlo, ya que es terriblemente difícil. A los gráficos todavía les faltaba “una manita” de calidad.

13 comentarios:

Carlos de Windows Live dijo...

por favor, aluscinante tus comentarios, esto es lo que quiero leer, notas extensas de experiencias propias sobre juegos RPG, Javier, est´ña aluscinante, pero a ver cuando te haces una nota igual de grande Secret of Mana, Legend of Mana, o del mas aventuresco y menos RPGiano: Dawn of Mana. Espero eh, sabes que esa es mi saga preferida.

Seijuro dijo...

Vengo de acabar el juego xD.
Me ha gustado mucho este FF, la historia está bien ( hubo algún aspecto que me recordó a otro juego xD ), te tiene atado hasta el final.
Aunque precisamente el tramo final me parece un despropósito, por muy bueno que seas a lo largo de la aventura, el juego te obliga a estancarte en el último punto de guardado a estar X horas haciendo combates para llegar al nivel suficiente para que el enemigo final no mate a todos al primer ataque.
Nunca me han gustado los juegos que para alargar tu "experiencia del juego" obliguen al usuario a hacer multitud de combates sin sentido con el único fin de subir nivel.

JaviMetal dijo...

Hola Seijuro, me alegro de que te haya gustado, ya somos dos :). De todas formas, ese problema que comentas se debe de ir subsanando a lo largo del juego para que al final no suceda lo que comentas... Lo mejor es cada día dedicarle media horita o tres cuartos exclusivamente a subir nivel, por que de esta forma, llegas al final y no es necesario estancarte horas y horas subiendo de nivel, puedes matar a Exdeath sin problemas, sobre todo usando la habilidad X para golpear una barbaridad de veces en el mismo turno.

Un excelente lugar para subir de nivel y además ir aprendiendo todos los oficios es el sotano de un castillo (no recuerdo ahora mismo cual exactamente...) en el que hay una habitación donde te salen tiradas de unos enemigos que son como estatuas de piedra. Tan solo lanzandoles un "soft" a cada uno, acabarás con ellos con gran facilidad y ganarás un buen número de puntos de experiencia y de jobs. Así conseguí tener todos los oficios al 100%, y con este arsenal, la victoria está asegurada.

Seijuro dijo...

Uy, creo que te has confundido de juego, al menos de enemigo, Exdeath pertenece al FF5. Aquí tenemos a Zeromus :).

El juego lo fui pasando sin muchas complicaciones, algunos jefes los mataba por los pelos, pero no tuve necesidad de levear a lo largo de la historia. Lo único ( si se puede considerar) es cuando exploras y cada 3 pasos salta un combate. Pero exceptuando eso nada de nada.
Lo que me pasó al final del juego fue que no llegué justo de nivel, sino que llegué por debajo del nivel mínimo porque Zeromus me los mataba a todos con Big Bang. Resistía Cecil con un suspiro de vida pero era inútil, al siguiente turno, me curara o usara una pluma de fénix sobre alguien era derrota segura porque en esta batalla el HP baja progresivamente mientras esperas tu turno.
Lo que tuve que hacer fue pasarme horas en la última mazmorra derrotando enemigos sin cesar y eso me tocó bastante las narices :( .

JaviMetal dijo...

Ostraaaas es verdad, vaya gamba, todo el rato pensaba que el comentario estaba en la review del FFV! Disculpa jeje.

Claro, hay muchos rpg que te gastan esa jugarreta. No aprietan en ningún momento para que tengas la necesidad de subir mucho de nivel, pero cuando llega el final la dificultad crece exponencialmente y es una verdadera animalada.

En FFIV esto es bastante acusado, ciertamente y eso al final repercute en un poco de agobio, pues los enemigos que te encuentras en la última mazmorra son bastante duros de pelar y no dan mucha experiencia en relación a lo que cuesta deshacerse de ellos, aparte de que dicha mazmorra es un poco laberíntica jeje.

Ahora me acuerdo del Mother de NES, el juego en el que más descaradamente se da esta situación, hasta tal punto que la única solución es escapar siempre de los enemigos.

Conclusión (la mía): nunca hay que fiarse del nivel que llevas, siempre debes de llevar bastante más del que parece ser el ideal, pues luego lo vas a necesitar.

Da gusto intercambiar impresiones de esta forma :D.

Seijuro dijo...

Nah, todos podemos equivocarnos XDD.

Ahora voy a empezar Mother 2, llevo mucho tiempo con el en la cabeza y creo que ha llegado el momento.
Gracias!

JaviMetal dijo...

Uf, ahí si que me has tocado la fibra sensible jeje. Es uno de mis 3 videojuegos favoritos de la historia, con él he percibido sensaciones que nunca más he vuelto a sentir con ningún otro juego. Todo es muy muy especial, pero particularmente su música, porque es sencillamente una de las mejores bandas sonoras de la historia de los videojuegos. Incluso siento cierta envidia por que lo vayas a jugar por primera vez jeje. Hazme un favor: ¡DISFRÚTALO!

Seijuro dijo...

Todavía estás a tiempo de jugar al 3 y no sabes si podrás rememorar la misma experiencia o mejorarla :P

JaviMetal dijo...

Cierto, tengo esa tercera parte muy pendiente y estoy esperando ese momento "especial" para poder jugarla, porqué siendo el mismo equipo y las mismas características (desarrollo 2D, sistema de lucha similar...) estoy seguro de que me va a encantar. Además he leido que el parche que lo traduce está muy elaborado. Todo llegará, todo llegará :D

Dario dijo...

Lei TODAS tus reseñas y la verdad que quede bastante contento que haya gente que disfrute los RPGs de la misma manera que yo, si bien nunca logre terminar este juego por la culpa de la ultima mazmorra, que tiene mas de 10 pisos y bosses draconicos por todas partes me parece un juego majestuoso.
Te felicito por todas tus reseñas, me encantaria que hagas alguna de elder scrolls o los ff de ps1 :D

JaviMetal dijo...

¡Que tal, Dario!

Vaya, me dejas impresionado jeje. habrá muy pocos que hayan leido todas mis reseñas, pero me alegro de que te gusten y que te sientas identificado con ellas. La verdad es que el tramo final de este juego es bastante peliagudo. Vale más ir trabajándose los niveles antes, porqué si llegas hasta aquí justito, lo pasas realmente mal.

En respuesta a tus sugerencias (que se agradecen) te diré que no me gustan nada los rpg occidentales (p.e. elder scrolls) pero lo de un Final Fantasy de Psx está al caer, creeme ;)

Un saludo.

Dario dijo...

oh! jajaja es una lastima que no te gusten los elder scrolls :( Igual fijate que pasion que son estos juegos que uno tiene una ps3 en su casa y quiere bajarse los clasicos de ps1 o instalarse el emulador de snes en la consola jajaja n_n, son una pasion inimaginable como el metal progresivo (L)!
Voy a estar al tanto de tus futuras reseñas, creo que volvere a jugar al Ocarina of time o Xenogears uno de estos dias :D

Saludos!

JaviMetal dijo...

Hola Dario
No es que tenga nada personal en contra de los Elder of Scrolls, es que particularmente a mí los RPG de corte occidental no me transmiten nada, nunca he tenido una experiencia similar con ellos a la de las decenas de JRPG que he jugado, por lo tanto no les dedico tiempo. En este blog verás reseñas de cualquier consola, ya sean clásicas (sobre todo) o más actuales, pero siempre sobre JRPG, da igual que sean Action, por turnos, tactical... en ese sentido no pongo ninguna barrera :)

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)