miércoles, 28 de enero de 2009

Secret Of The Stars (Super Nintendo)

La primera vez que supe de la existencia de este juego fue hace mucho tiempo, cuando ojeaba un catalogo de importación de juegos, y al verlo creí que había sido una confusión con el Secret Of Mana, pero estaba equivocado. Realmente existía el juego y fue unos años mas tarde, una vez más gracias al maravilloso mundo de la emulación, cuando lo jugué. Precisamente me he decidido a colgar este análisis porque curiosamente fue el primer RPG (puro) que tuve la ocasión de jugar y terminar. Supongo que su titulo me inspiro para hacerlo, pensando que su historia tendría algo que ver con la astrología, aunque nada mas lejos de la realidad.

Tecmo era por aquel entonces una compañía bien conocida en todo el mundo por sus videojuegos relacionados con el deporte (futbol, futbol americano, Baloncesto…) así como por algunos buenos juegos de plataformas (como los míticos Rygar y Ninja Gaiden) y también lo sería en un futuro por su saga Dead Or Alive. Sin embargo, en 1993 decidieron dar el paso y crear el primer RPG de su historia y uno de los pocos que han producido. Me refiero al juego que ahora nos ocupa. Al parecer, por el texto que se puede leer en la caja del juego, tenían la intención de que su saga se alargara, pero al parecer les falló la jugada, y ni siquiera este llego a Europa.

He leído varias criticas en diversas webs, para contrastar opiniones mas que nada. Y he llegado a la conclusión de que es un juego bastante infravalorado, pues todas las puntuaciones con las que me he encontrado rozan el suspenso más absoluto. Esta claro que Secret Of The Stars no es un juego que entre precisamente por los ojos, como puede pasar con muchos otros, en eso estoy de acuerdo. Nos encontramos con unos sprites pobres en diseño y tamaño, y las animaciones a lo largo de su desarrollo son, por decirlo de alguna forma, prácticamente inexistentes, pues tanto personajes como enemigos son totalmente estáticos. Tampoco ayuda a mejorar este apartado los interiores, casi propios de una NES, y esto en general es uno de los
puntos más negativos del juego. Sin embargo, bien es sabido que en muchos RPG el apartado menos importante es el de los gráficos, porque si no, ¿Por qué triunfaron sagas como Final Fantasy o Dragon Quest? Muy fácil, por su adicción y su atrayente historia. No obstante, para nada quiero poner en comparación dichas sagas con el titulo sobre el que escribo. No todo es tan oscuro en el apartado grafico, los enemigos que nos encontramos están diseñados con bastante gusto, el tamaño de sus sprites es más que decente, sobre todo el del final bosses, y los fondos de las batallas están realizados con bastante gusto y a una resolución más que aceptable. Eso si, se repiten hasta la saciedad lo que puede acabar cansando, pero esto sucede en muchos títulos del género. El control del personaje o personajes principales, al ser el diseño gráfico tan tosco, da sensación de ser bastante arcaico, con las clásicas 4 direcciones y para de contar. Las batallas aunque repetitivas al ser 100% basadas en sistema por
turnos, son, por suerte relativamente dinámicas, y muy sencillas, por lo que no se nos atragantaran demasiado, siendo su frecuencia tolerable. Encontramos una interesante novedad en este punto, ya que teniendo a dos personajes con iguales habilidades mágicas, podemos combinar dos golpes en uno, lo que restará mas cantidad energía a los enemigos lo que puede resultar de gran ayuda, aunque a mi en la practica, no me ha servido de mucho.

La impresión general mejora bastante cuando nos centramos en el apartado sonoro. A pesar de que los efectos de sonido son vulgares y escasos (son los que habremos escuchado cientos de veces en cualquier juego de NES) la banda sonora del juego es otro cantar. Tampoco quiero decir que aproveche al completo el potente chip Sony con que fue dotada la Snes, pues las melodías a nivel de calidad no son nada del otro mundo, sin embargo, al estar totalmente basadas en música clásica, su nivel de composición es realmente bueno, contando por ejemplo, con pasajes épicos que motivan a continuar, incluso escuchamos melodías que nos pueden recordar a alguna nana. Sin llegar a ser ninguna maravilla, puede que sea junto al desarrollo de la historia, lo más interesante de este cartucho.

Y hablando del desarrollo, el juego nos cuenta la historia de un niño, elegido por el destino para heredar los poderes, junto con 4 personas mas, de los Aqutallions, unos legendarios guerreros que protegieron el mundo de las fuerzas del mal, y así poder hacer frente a la amenaza que se cierne sobre un mundo que antes vivía en paz. Como toda historia tiene que tener un malvado, se nos presenta en forma de un demonio creado artificialmente a partir de la ciencia llamado Homncruse, y que con los poderes y conocimientos que adquiere con su viaje al futuro, pretende sumir al mundo en la más tenebrosa maldad. Al mismo tiempo, también le es designada la misión de proteger el mundo y ayudar a los Aqutallions a los llamados Kustera. Y es
este el elemento mas novedoso de que hace gala el juego, pues tendremos que alternar en ciertos momentos del juego entre una compañía (la de los protagonistas) y otra (los Kustera) lo que le dota de cierta variedad, si bien es cierto que algunas veces uno no se acaba de acostumbrar a tal cambio y a tener que mantener actualizadas tanto armas como armaduras de ambos bandos, pero es imprescindible hacerlo para llevar a buen puerto la aventura.

En cuanto a la dificultad, si se mantienen a la orden del día los niveles de experiencia y el armamento, pocos problemas puede darnos en este sentido el juego. Los pequeños momentos de no saber que hacer pueden ser debidos a buscar sin encontrar cierto objeto, cierta entrada, cierto personaje o cierta ciudad, y realmente en alguna ocasión se puede sentir uno bastante confuso y perdido, pero no hay mas que prestar atención a las palabras de los habitantes de los pueblos, y recorrer mundo con paciencia. Es un juego largo, pero no se puede decir que sea
extremadamente difícil, pudiera ser una buena opción para aquellos que deseen introducirse en el mundo de los RPG puros, pero deberán ir armados de paciencia para las batallas y voluntad para los acertijos, y sobre todo no dejar que sus pobres gráficos les echen atrás. Si consigues que te enganche, en cuanto menos te lo esperes estarás librando la batalla final, ¡descomunal y casi eterna!.

- Lo Mejor Del Juego: Sin ser una maravilla, su historia te atrapará hasta el final si tienes paciencia. Los Kustera son un elemento interesante.

- Lo Peor Del Juego: En algún momento puede ser muy útil tener una guía a mano. Algunos final bosses son rabiosamente difíciles.

4 comentarios:

Roy Ramker dijo...

Por lo que cuentas tiene muy buena pinta, pero no lo he probado nunca, ¿no hay ningún parche al español?

JaviMetal dijo...

Pues desafortunadamente tan solo existen dos parches para jugarlo en nuestro idioma, pero uno esta al 15% y el otro al 10% de desarrollo, lo cual es demasiado poco. De todas formas, no hay demasiado dialogo y no es muy complicado si tienes nivel básico de inglés.

Es un buen juego, sus gráficos son mediocres, pero si te gustan las buenas historias y puedes hacer la vista gorda ante los gráficos, yo creo que te gustaría.

De todas formas, juegos mas o menos similares en mecánica pero muy superiores en casi todos los aspectos, estan los Dragon Quest, 1 y 2 (traducidos al 100%), el 3 (todavia no traducido, aunque hay grupos que estan en ello) y 5 y 6, tambien traducidos al 100% :)
Saludos!

Anónimo dijo...

Cómo hacés para recuperar el MP de los personajes?

JaviMetal dijo...

Realmente hace un tiempo que lo jugué y no recuerdo exactamente, pero seguramente haya objetos para tal efecto, o bien durmiendo en posadas o tiendas se recupera tanto los puntos de vida como los de magia.

Publicar un comentario

Si te ha gustado el análisis y/o te resulta interesante, deja aquí tu comentario :)